¿Cómo se crea una compañía minera?

El blog CSInvesting nos reta a buscar oro con el escrito “Analyzing a Gold Mining Company”. En este texto, John Chew nos pregunta: “Si quisiéramos montar nuestra propia compañía minera, ¿qué elementos deberíamos estudiar para tirar adelante con este enorme proyecto?”

Olvidémonos de PERs y de Ebitdas. Para comprender las cifras del sector energético, primero debemos entender la complexidad de construir un modelo de negocio a partir de cero, en la industria de las commodities.

Construir un modelo a partir de cero

Mi círculo de competencia en la industria de los productores de minerales es nulo. Solo algunos documentales de trabajadores incansables, que lo arriesgan todo por encontrar algunas pepitas de oro, me salvan de la ignorancia absoluta.

Por esta misma razón, tengo muchas preguntas que debo solucionar antes de dibujar un esbozo de los que podría ser mi futura compañía del oro. Como se adquieren los derechos de explotación, qué tipo de licencias se necesitan para desarrollar la actividad, qué legislación regula el sector o con qué infraestructura inicial debo contar, son algunas de las preguntas que me vienen a la cabeza.

Por lo que respecta el mercado de las materias primas; ¿como se comporta la demanda de oro? ¿Quiénes son los principales players y posibles competidores? ¿Con qué ventajas competitivas puedo contar para sostener mi negocio a largo plazo?

Pistas para empezar a andar

Poner los fundamentos de una mina de oro es más fácil que durante la época de los exploradores, cuando tenían que recorrer miles de kilómetros para llegar a paraísos sin descubrir. Aún así, aventurarse en una empresa como esta es complicado y lleno de obstáculos.

Construir una infraestructura para la producción de cualquier mineral requiere un desembolso importante de capital inicial. Hay que acondicionar el terreno. Para ello, no solo debemos pensar en el coste de una excavación, sino también debemos tener en cuenta en como llegarán los suministros (electricidad, agua…) hasta el campo base. Aunque sea el rincón más inhóspito de la tierra.

Una vez se pone en marcha la producción, debemos calcular la composición de los costes operativos y la inversión contínua en maquinaria pesada y aparatos específicos para el tratamiento del mineral, en conjunto es lo que se conoce como el Capex (Capital Expenditures).

Según el manual del oro de Peter L. Bernstein en el fabuloso libro “The Power of Gold: The History of an Obsession”, para obtener 28,4 gramos de oro puro se necesitan 38 horas de trabajo, 5.230 litros de agua, electricidad suficiente para alimentar diez días una casa grande, de 7,9 a 15,9 metros cúbicos de aire comprimido y varias sustancias químicas que incluyen cianuro, ácidos, plomo, bórax y calcio.

El objetivo de cualquier empresa energética es reducir esta cantidad para obtener más beneficios. La principal ventaja competitiva de una mina, respecto sus competidores, es la disminución de los costes de producción.

El coste de producir una unidad más, conocido como “coste marginal”, debe ser menor que el precio de mercado. Para conseguirlo, el productor no solo debe ser eficiente, sino que debe tener otras variables a favor. Hay varios fenómenos exógenos que afectan directamente a su cuente de resultados.

Costes Producción Oro por Mina

El precio del petróleo es clave en la producción. La maquinaria pesada usa combustible y su facturación representa un 25% de los costes variables totales de la producción.

Respecto las ganancias, cada tonelada de mineral que se extrae contiene, como máximo, solo una décima parte de una onza de oro. Actualmente, la onza cotiza a 1.150 dólares. Para llegar a esta cifra, un productor debe excavar un mínimo de diez toneladas.

La principal ventaja es que las compañías del sector se benefician de la formación de burbujas especulativas de esta commodity, como la del año 2012. En estas situaciones, las empresas deben demostrar su capacidad de gestión y reservar las plusvalías creadas por el mercado para defenderse de futuras malas épocas.

Barrick Gold Corporation, por ejemplo, registró un coste marginal de 945 dólares la onza. Cuando el precio del oro llegó a un máximo de 1.800 dólares, el margen operativo de Barrick era de un 50%, aproximadamente. Actualmente, aunque la multinaconal no se beneficie de un margen tan alto, continúa trabajando a un coste competitivo, siempre por debajo del precio de mercado.

La búsqueda de un mineral, sea oro, plata o zinc, se ha sofisticado con el paso de los años. Las empresas disponen de la tecnología que les indica dónde perforar. También hay una larga lista de recursos financieros que les cubren de las inclemencias de los mercados.

Pero la fuente de ingresos se sigue escondiendo bajo tierra, y los pioneros deben hacer los posibles para conseguirlo.

This post is also available in: Catalán

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.