El modelo de JCPenney no sobrevive y pide el concurso de acreedores

JCPenney solicitó el concurso de acreedores después de días de confinamiento y establecimientos cerrados. El viernes 15 de mayo de 2020 la empresa informó que se había acogido al chapter 11 y seguía los mismos pasos que otros retailers como J. Crew o Sears. Aunque se trataba de una muerte anunciada, el coronavirus consiguió rematar el trabajo.

La crisis del año 2008 dio el primer golpe de efecto al modelo de JCPenney. Desde entonces, el volumen de ingresos de los grandes almacenes disminuyó. En 2019 cerró el ejercicio con 268 millones de pérdidas y un flujo de caja insuficiente para pagar los intereses de la deuda. Con más de 840 establecimientos cerrados por la pandemia, seguir pagando sus acreedores era imposible. El concurso se solicitó después de dejar de pagar un mes de intereses, según The New York Times.

   
Reanimar el modelo de JCPenney

Hace diez años, William Ackman ilusionó al parqué cuando intentó reflotar a la compañía con un cambio estratégico. Mediante su hedge fund Pershing Square Capital, adquirió una participación mayoritaria de JCPenney y jugó el rol de inversor activista. Además de proponer a Ron Johnson de Apple como consejero delegado, Ackman también tenía la vista puesta en los edificios. JCPenney tenía un largo catálogo de propiedades, que el inversor quería dividir en una empresa independiente. Con la constitución de una REIT, los inmuebles se podían alquilar y pagar un tipo fiscal más bajo por los beneficios registrados. El principal cliente de la nueva sociedad inmobiliaria sería la misma cadena de centros comerciales y las dos sociedades cotizarían en la bolsa.

El plan de separar los inmuebles era una fórmula habitual de los hedge funds para obtener beneficios. Starboard Value propuso lo mismo a la cadena Macy’s. Pero ni Ackman, ni Starboard Value, consiguieron ejecutar ambas operaciones. Actualmente, Macy’s sigue cotizando pero también está en la cuerda floja.

Además del coronavirus, otros factores han agotado el modelo de department stores. Como todo el sector del retail, este tipo de compañías han sido víctimas de los canales online, liderados por el gigante Amazon. Los consumidores tienen distintos canales de compra. Los grandes almacenes, dónde antes encontrabas de todo, han sido substituidos directamente por Internet.

Por otro lado, las marcas que deciden vender en estos centros comerciales, deben adaptarse a sus políticas. Si empieza la temporada de verano, deben renovar los inventarios. O algunas promociones no las pueden aplicar a sus productos. Y, por estos motivos, hay marcas que prefieren cambiar y vender en sus propias tiendas. O también potenciar un canal online. En lugar de estar a las órdenes de una cadena donde disminuye el número de visitantes anuales.

Según The New York Times, se estima que otros centros comerciales se declaren en concurso de acreedores o quiebren. Sería una reacción en cadena, que podría durar hasta el año 2021. Mientras tanto, la reestructuración financiera de JCPenney, se hará a puerta cerrada.

 

This post is also available in: Catalán

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.