¿Tinder es un buen “match” en la bolsa?

Interactive Corp. (IACI) propuso la salida a bolsa de una nueva empresa con el nombre de Match. Esta decisión, anunciada el pasado 25 de junio, permitiría independizar bajo un mismo paraguas a marcas populares de IAC como el portal de citas Match.com o la aplicación de citas Tinder. Nombres familiaries, sobre todo entre los solteros que buscamos pareja a través de las redes sociales.

El anuncio de la compañía se realizó dos meses después que la Ira Sohn Contest premiase una presentación sobre Interactive Corp escrita por Angelo Martorell de la Warton School. En el documento destacaba los distintos activos escondidos de la compañía, entre ellos la marca Tinder, que podían incrementar el valor del conglomerado. Según el analista, el conjunto del grupo valía 165 dólares, por acción. Esto significa un potencial de un 100%, respecto la cotización actual.

El grupo Interactive Corp. registra su facturación a través de cuatro segmentos: el grupo The Match (Match.com, Tinder…), aplicaciones de búsqueda (Ask.com, About.com, Investopedia), Media (Vimeo) y eCommerce (HomeAdvisor). Según Martorell, los analistas de Wall Street se equivocan cuando realizan sus estudios. No valoran adecuadamente el potencial del portal y la aplicación de citas, sobre todo por el miedo que tienen de los posibles competidores del mismo mercado. Este “conservadurismo” se plasma en la cotización de mercado.

   
El modelo de negocio de Tinder

Tinder es una aplicación de móvil que, a través de una cuenta de Facebook, permite localizar geográficamente a otros perfiles que también estén buscando pareja. Esta marca acumula 50 millones de usuario; durante el año 2014 esta cifra creció un 300%. En el mismo mercado, Tinder es 50 veces mayor que la segunda marca competidora.

Con este historial es un negocio a tener en cuenta, sobre todo porqué según Martorell, “las citas online han llegado para quedarse “. Al contrario de la opinión generalizada, cree que una vez empiezas a usar Tinder para buscar pareja, seguirás usando otras plataformas online del mismo estilo.

El análisis de Martorell es el más puro estilo value investing. Identifica a un conjunto de plataformas multimedia, escondidas en el conjunto de Interactive Corp. y les da un valor, basándose en distintas ventajas competitivas. Lo mas valioso de Tinder son las economías de red y el “the winner takes it all”. Los usuarios arrastran a los nuevos perfiles. Como en una fiesta, a la gente le gusta Tinder porqué es dónde está todo el jaleo. En lugar de registrarse en otras aplicaciones dónde hay pocos usuarios, y la mayoría son falsos.

El otro ingrediente de la fórmula atractiva de Interactive Corp., es Barry Diller. Director de la compañía, es un empresario de 73 años que se mueve como un pez en el agua entre empresas de comunicación y plataformas web. También es consejero de Expedia, y responsable del fantástico spin-off de TripAdvisor, además de formar parte del Consejo de Administración de Graham Holdings Corporation.

Cuatro apuntes sobre la presentación de Tinder

El análisis de Martorell se alimenta de modas y supuestos. Hace una lsita de las frases de analistas del sector e indica que están equivocadas. Mientras que su storytelling se construye a partir de estimaciones de cosecha propia. Decir que “citas online han llegado para quedarse”, se basa en supuestos no contrastados, con un estilo parecido a otros analistas profesionales (y showbusiness) como Bill Ackman o David Einhorn.

Este análisis aparece en un contexto de burbuja de negocios de Internet y servicios en la “nube”. Martorell es optimista respecto el crecimiento de estas aplicaciones. Pero también tenemos ejemplos como Twitter, dónde la dificultad no es crecer, sino hacer dinero de la base de usuarios. Entre prueba y error, los inversores están pagando por los ensayos. Tinder es una plataforma gratuita con opciones de pago. Si los ingresos de estos “extras” conseguirán rentabilizar la inversión, aún es un misterio.

El análisis de Martorell pasa por alto otros segmentos de actividad. No sabemos si son grandes negocios, o desastres financieros. Si, justamente, se independiza el diamante en bruto del grupo, los accionistas actuales perderán de vista lo que se considera la mejor marca de todo el conglomerado.

En Interactive Corp. hay otros segmentos de negocio, que la presentación de Martorell deja de lado. No sabemos si son grandes negocios, o desastres financieros. Si el diamante escondido es el grupo Match, deberíamos saber cuáles son las expectativas del resto de divisiones. Al menos para saber con qué tipo de compañía se quedan los inversores.

Como he comentado en varias ocasiones, un análisis premiado es un documento más a tener en cuenta. En ningún caso es garantía de éxito. Los premios se ponen en función de cómo es el documento del análisis, pero no si es correcto. Y hemos visto ejemplos de todo: presentaciones que han pasado sin pena ni gloria, sobre inversiones geniales. Y, por otro lado, análisis que han conseguido una buena nota del jurado sobre compañías desastrosas.

Un ejemplo de estos últimos fue el análisis de Hertz, premiado en el Value Investing Congress. De nada sirvió felicitar a los analistas, pues la compañía terminó en concurso de acreedores!

 

This post is also available in: Catalán

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.