The Money Glory http://www.themoneyglory.com/es/ Blog sobre inversions i borsa Thu, 16 Jan 2020 18:24:19 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.3.2 32913437 Cartera Valkyria Año 2019: One Step Beyond http://www.themoneyglory.com/es/2020/01/16/cartera-valkyria-ano-2019-one-step-beyond/ http://www.themoneyglory.com/es/2020/01/16/cartera-valkyria-ano-2019-one-step-beyond/#respond Thu, 16 Jan 2020 18:24:19 +0000 http://www.themoneyglory.com/?p=12261 La cartera Valkyria cerró en 2019 con un aumento de un 7,23%, comparado con una subida de un 28,88% del Standard & Poor’s 500 y un 11,82% del Ibex-35. A día de hoy la cartera de inversiones Valkyria está diversificada en distintos sectores de los Estados Unidos y de España. De estos, destaca el sector […]

L'entrada Cartera Valkyria Año 2019: One Step Beyond ha aparegut primer a The Money Glory.

]]>
La cartera Valkyria cerró en 2019 con un aumento de un 7,23%, comparado con una subida de un 28,88% del Standard & Poor’s 500 y un 11,82% del Ibex-35.

A día de hoy la cartera de inversiones Valkyria está diversificada en distintos sectores de los Estados Unidos y de España. De estos, destaca el sector del entretenimiento y las telecomunicaciones con las empresas Cable One, IDT y Sirius XM. La tecnología y la biotecnología también tienen su peso específico con Rafael Holdings y PayPal. Complementan la cartera las compañías industriales DNow, Garrett Motion y Miquel y Costas. Y, finalmente, una participación en el conglomerado Berkshire Hathaway.

Durante el último trimestre he incorporado tres negocios: Fox Corporation (Entretenimiento), Levi’s (Retail) i Beyond Meat (Comida). En cambio, he vendido Madison Square Garden Networks y WideOpenWest.

Durante el año 2019, el rendimiento correspondiente solo al conjunto de las acciones ha sido un 19,50%. Rafael Holdings ha sido la empresa que ha registro el mayor rendimiento (+129,30%), mientras que la evolución de Garrett Corporation ha sido la peor (-17,57%).

En este ejercicio también he comprado acciones con el objetivo de obtener un rendimiento derivado del arbitraje en operaciones corporativas. Solo he podido aprovechar dos situaciones: la compra de Celgene por Bristol-Myers Squibb y la adquisición de Acacia Corporation, por Cisco Systems. Esta última aún está en curso y pendiente cerrarse el gap entre el precio de mercado y el precio final de adquisición (70 dólares por título).

Según la mitología nórdica, las valquirias eran figuras divinas. En el campo de batalla escogían los guerreros que habían caído con más valentía. Estos héroes eran llevados al Valhalla, dónde servirían a Odín en la batalla del fin del mundo. A las valquirias les corresponde el deber de elegir los elegidos que salvarán el universo.

El cierre del año 2019 de la cartera Valkyria

Quería hablar del estado general de la economía, pero no sé cómo hacerlo. No tengo ese arte de algunos divulgadores para imprimir mis sensaciones sin sonar aburrido. O teórico. O un “sabelotodo”, que sólo suelta palabras técnicas, la mayoría en inglés.

Desde el punto de vista práctica, el año 2019 ha sido relativamente fácil para los inversores. La mayoría de las bolsas han cerrado con plusvalías. Si el Standard & Poor’s 500, que resume la evolución de un total de 500 empresas, ha subido casi un 30%, ¿por qué veinte acciones escogidas al azar deberían hacerlo mal?

Pues puede pasar y pasa. Los profesionales están obligados a encontrar oportunidades y eso los conduce por caminos poco convencionales. Sobre todo si consideran que las empresas de los índices convencionales ya han llegado al límite.

Entonces es cuando los profesionales se aventuran en mercados tradicionalmente abandonados. Se animan a invertir en modelos de negocio más innovadores, pequeñas empresas faltadas de capital. Los más atrevidos incluso se atreven con todo tipo de activos financieros, como ETFs, fondos de fondos… Cuando, al final, lo más fácil hubiera sido invertir en un índice sobre el S&P 500. Y ya está!

Durante este año también se ha puesto de moda el estudio sobre la dicotomía entre acciones value y acciones growth. Según los estudiosos de este campo, este año el growth ha superado el value; porque la enorme bolsa de dinero que gestionan los fondos ha permitido la apuesta por las expectativas. Por esta razón, se dice que las empresas con potencial de crecimiento han tenido un mejor rendimiento.

Aswath Damodaran alimenta esta clasificación en su libro “Narrative and numbers. The value of stories in business”. Pone en el cajón de los inversores growth, aquellos que apuestan por empresas que están valoradas por miles de veces sus beneficios. Mientras, no se lo pierda, “la vieja escuela value” la forman aquellos que esperan que un negocio vaya a la baja. Y yo sin saber que toda mi cartera estaba formada por acciones destinadas al desastre!

Personalmente, me parece absurdo perder el tiempo haciendo este tipo de clasificaciones. No hay una distinción pura.

Cable One, por ejemplo, es una de las joyas de la corona de mi conjunto de inversiones. Una empresa que en los últimos cinco años ha sumado más de un 300%. Durante el año 2019 ha subido un 60%. ¿Cuál es su etiqueta: valor o crecimiento?

Es una empresa con un historial que tiene décadas de historia. No sería precisamente un unicornio recién estrenado en la bolsa. Y, en cambio, su situación de monopolio, sumado a su programa de adquisiciones, le ha permitido obtener un crecimiento considerable. Aunque debemos tener en cuenta que su sector ya registra anualmente muy buenos resultados.

Value o growth aparte, actualmente el más desconcertante son los niveles donde han llegado las bolsas. En Estados Unidos, al servicio del presidente Trump, la Reserva Federal frenó la subida de los tipos de interés. En Europa no se han ni empezado las iniciativas para cerrar la etapa monetaria expansiva. Estos son los motivos fundamentales para que se están buscando oportunidades financieras bajo las piedras.

Las bolsas se están hinchando y la economía va por detrás en este optimismo desenfrenado. Y, en los últimos meses, la actividad industrial está reduciendo la marcha. Es una señal de que hay una suma de excesos que deben ajustarse.

Nuevas incorporaciones a la cartera

Parece ser que durante el último trimestre del año 2019 me ha aumentado la fiebre compradora. Ha dado la casualidad que he identificado tres negocios que me llamaron la atención: Levi Strauss, Fox Corporation y Beyond Meat.

No compro por motivos “de eficiencia de la cartera”, ni ajustes, ni porque necesito colocar unos cuantos ahorros. Desconfío de las carteras de inversión perfectas. Hay mucha literatura sobre métodos de cálculo de portfolios eficientes, y los reservo íntegramente por los académicos que invierten poco, y menos, de sus ahorros.

Pienso que las ideas van apareciendo sobre la marcha. A veces el negocio es interesante, a veces lo son sus números, y hay ocasiones que lo es el precio. Es difícil que cuadre todo, pero esperar tiene sus recompensas. Cuando se da esta situación “perfecta” es el momento de comprar.

Las tres compañías nuevas se estrenaron durante 2019 y fueron castigadas durante meses, invertí cuando consideré que estaban en mínimos, teniendo en cuenta un marge de seguridad suficiente. Siguiendo la “autorrecomendación” del último post, se trata de marcas conocidas.

Levi’s es líder en el sector de la moda masculina, a través de sus dos marcas más conocidas: Levi’ s y Dockers. Los herederos de Levi Strauss tienen la mayor participación del capital. Los flujos de efectivo son positivos y los rendimiento del capital antes de impuestos están alrededor de un 25%, por encima de sus competidores. De Fox Corporation hablé en un artículo y ya advertí que la seguiría. Las acciones bajaron y la dirección de la compañía ha demostrado apostar por su negocio de televisión con la adquisición de emisoras en el estado de Seattle y Milwaukee.

En cuanto Beyond Meat, la historia empieza un poco diferente.

Beyond Meat, si, si, mi apuesta growth

Era un nombre que sonaba bastante en los corrillos de Internet. Beyond Meat se había plantado en el parqué con una propuesta de hamburguesas hechas a partir de productos vegetales. Tenía todas las características de las últimas modas y tendencias: lucha contra el cambio climático a través de productos sustitutivos de la carne roja. Además, contaba con el pedigrí de la familia Gates entre sus principales inversores.

La caída en bolsa fue monumental. Como muchas de sus coetáneas, Beyond Meat se estampó después de un sube y baja. Durante meses se quedó en torno a los 70 dólares por acción, teniendo en cuenta que el precio máximo del año 2019 fue 239 dólares. Además, Bill Gates ya había reducido su participación.

Feliz y ajeno a estas informaciones, un día fui a cenar con unos amigos en un restaurante de Vic. Mientras discutíamos sobre cualquier tema observé que en el menú se servía una “hamburguesa Beyond“. No estábamos en una cadena multinacional, ni era una esquina del centro de Barcelona. Era una hamburguesería local de una pequeña calle del casco antiguo de Vic.

Mi curiosidad me pudo y al final de la cena pregunté a la camarera sobre si esta hamburguesa era realmente la misma de la empresa. “Si, es la única que no hacemos nosotros”, me dijo. Añadió que amigos veganos la habían probado y consideraban que se parecía demasiado a la carne.

Leí un poco la filosofía de la empresa y éste era la idea de sus productos. No quieren crear sucedáneos para veganos, sino alimentos sustitutivos para personas como yo; quiénes un día nos sentimos un poco culpables y queremos comida saludable. Los números de la compañía son relativamente buenos, sobre todo si se tiene en cuenta el componente de crecimiento cuando se analiza la evolución de sus ingresos.

Pero desde el punto de vista de valor, hay dos características que considero atractivas: la marca y la investigación.

Beyond Meat puede ser una nueva Coca-Cola. He visto restaurantes en Barcelona, ​​Vic, Olot… que ya venden hamburguesas con la etiqueta Beyond Hamburguesa. Están obligados a ponerlo. No son como los restauradores que se esconden de hacer las paellas con un producto pre-fabricado (Paellador), sino que cuelgan la etiqueta del producto que los hace “diferente”.

Por otra parte, la investigación que se ha hecho, para llegar a simular la carne a partir de diferentes componentes vegetales es significativa. No tiene nada que ver con los experimentos culinarios que podemos hacer en casa con garbanzos. El principal competidor que está a la altura de Beyond Meat es Imposible Foods, pero ambos tienen un gran campo para recorrer.

Durante la elaboración de este escrito, en las primeras semanas de enero, se filtró que Beyond Meat pondría en marcha su plan de crecimiento. Este pasa por hacer un test de comercialización en varios restaurantes McDonalds. Esta noticia fue la causante de un efecto dominó. El 31 de diciembre había más de 10 millones de acciones BYND utilizadas por posiciones bajistas. A partir de las primeras informaciones, la acción comenzó a subir provocando que los bajistas comprasen más acciones para cubrir sus descubiertos. Esto se conoce técnicamente como un short squeeze. Como resultado, la capitalización de la compañía ha subido casi un 50% en cuestión de semanas.

Empezamos bien el año, ahora que dure. Feliz 2020!

L'entrada Cartera Valkyria Año 2019: One Step Beyond ha aparegut primer a The Money Glory.

]]>
http://www.themoneyglory.com/es/2020/01/16/cartera-valkyria-ano-2019-one-step-beyond/feed/ 0 12261
Reflexiones del año 2019 de un escritor de bolsa http://www.themoneyglory.com/es/2019/12/28/reflexiones-del-ano-2019-de-un-escritor-de-bolsa/ http://www.themoneyglory.com/es/2019/12/28/reflexiones-del-ano-2019-de-un-escritor-de-bolsa/#respond Sat, 28 Dec 2019 16:11:29 +0000 http://www.themoneyglory.com/?p=12233 El día 1 de enero del año 2010 me encontraba en el ecuador de mi carrera en el sector bancario. Por supuesto, el primer fin de semana de aquella década me tocaba trabajar. Los festivos y algunos fines de semana se convertían en guardias pesadas que las pasaba revisando la contabilidad. Este calendario, como otras […]

L'entrada Reflexiones del año 2019 de un escritor de bolsa ha aparegut primer a The Money Glory.

]]>
El día 1 de enero del año 2010 me encontraba en el ecuador de mi carrera en el sector bancario. Por supuesto, el primer fin de semana de aquella década me tocaba trabajar. Los festivos y algunos fines de semana se convertían en guardias pesadas que las pasaba revisando la contabilidad. Este calendario, como otras características de aquella vida profesional, hacían que las expectativas de seguir igual los próximos diez años eran muy poco claras. Como en otros ámbitos, el futuro 2020 era imprevisible.

Hace diez años la bolsa era un territorio arrasado por la última burbuja, donde muy pocos inversores se atrevían a entrar. Los ahorradores protegían hasta su último centavo ante propuestas arriesgadas. Había a quiénes lo único que les quedaba era una casa sobrevalorada sobre la que pesaba una hipoteca inmensa. Los únicos clientes que se acercaban a los bancos eran los “preferentistas”, que estaban enfadados por el sentimiento de estafa.

Estos clientes estrella, a los que habían vendido productos que no entendían, se presentaban físicamente en la central del banco. En la entrada, separados por una barrera, nos escupían a los trabajadores. Y yo les daba toda la razón. Pero hubiera preferido que los escupitajos se las llevara mi director, quien salía en coche por la parte de detrás.

Con este panorama, las acciones, la bolsa en general, todo activo financiero dejó de estar de moda y los sabios recomendaban “Esperar”.

Pero como dice la teoría: ir a contracorriente da beneficios. Y ese era el preciso momento para hacer lo contrario. Había acciones perjudicadas por la crisis, había que parecían apestadas. Y, la prensa de la que hablaré más adelante, se lo pasaba en grande con todo lo que olía a cadáver. Si el inversor no se escuchaba todos los consejos gratuitos, podía ganarse un buen sobresueldo.

Desde entonces, durante los últimos años, ha aumentado el número de sabios que han cambiado de opinión. Del tímido “Esperar” a “Comprar” con ganas. Las teorías también han cambiado. Si la escuela del análisis técnico nos llenó las librerías de manuales con gráficos, ahora lo hacen los gurús del value investing. Según estos, todo lo que encuentran tiene valor y, en cambio, el mercado no lo sabe apreciar. Solo ellos son los más listos de la sala.

Desde 2010 hasta ahora se han superado distintas tormentas que podríamos clasificar de “modas”. Y, en mi humilde opinión, se dejaron de analizar cuando perdieron todo el glamour. Ni la industria del fracking, las monedas electrónicas o, con menor magnitud el cigarrillo electrónico, podrían ser ahora protagonistas de portada.

La bolsa en general si que está de moda, y lo reflejan los índices. El americano Standard & Poor’s 500 suma aproximadamente un 30% anual.

El verano de 2013 me lo pasé mirando estos selectivos, día tras día, para hacer un resumen diario. Estaba cantado que dejaría el banco, y por eso cambié las finanzas por el periodismo. Después de un año de estudios, mi momento de gloria como escritor lo disfruté escribiendo noticias breves y análisis de bolsa por un diario impreso. Este experimento profesional funcionó a medias. Mientras que aprendí algunas peculiaridades de la redacción, los trucos más interesantes me sirvieron para mi perfil de inversor. No para hacer de periodista.

En un medio hay noticias y hay anuncios, y cuesta de distinguirlos. La promoción de un producto o la inauguración de una sucursal son actos de tapas y champán, pero sin relevancia informativa. Pero hay que decir que los periodistas les encanta ir. Lo tienen todo: hacen networking, comen y, aunque parezca mentira, trabajan. Por eso hablan maravillas de las grandes empresas que los invitan a fiestas, inauguraciones e, incluso, viajes pagados durante una semana.

Las pequeñas empresas, que juegan con desventaja, tienen que luchar contra las grandes y superar su propia fortuna. Hay medios de comunicación que no sólo cubren con poco acierto las empresas más modestas, sino que además les gusta ensañarse con las que les cuesta salir adelante. Por esta razón, cuando leemos la información, siempre está sesgada.

Actualmente trabajo analizando cotizadas de pequeña capitalización y mi opinión sobre los medios se ha confirmado con contundencia. Diez años han dado para mucho. Desde el punto de vista profesional, pensaba que dejaría las finanzas, pero sigo en el sector. Y contento de estar allí. Hace más de doce años que estrené una página que se titulaba absurdamente “The Money Glory”. Me ha dado trabajo, me ha dado alegrías y me ha enseñado cosas. Cada año pienso en abandonar este proyecto, pero vuelvo a renovar la suscripción del servidor y digo “un año más”.

Desde el punto de vista personal, he cambiado de ciudad, he ampliado el círculo de amigos y he encontrado nuevos hobbies. Para los que no lo sabíais, si os interesa, tengo un perfil de Instagram dónde cuelgo fotos de distintas recetas de cocina. En 2010 no tenía perfil, ni el Instagram estaba de moda. Entonces, ni el cambio climático era tendencia – el primo de Mariano lo desmentía -, ni Netflix era el canal de televisión alternativo y pensábamos que el veganismo era una nueva secta. Pero nos hemos acostumbrado e, incluso yo, he invertido en hamburguesas veganas (si, si, Beyond Burger). Si lo supiera Joan de hace 10 años, todavía estaría riendo!

Como siempre, a todas y todos los que me leéis desde hace muchos años, así como también a los que os acabáis de incorporar, os deseo una muy buena entrada de año y una feliz nueva década. Un abrazo!

Joan Anglada Salarich

L'entrada Reflexiones del año 2019 de un escritor de bolsa ha aparegut primer a The Money Glory.

]]>
http://www.themoneyglory.com/es/2019/12/28/reflexiones-del-ano-2019-de-un-escritor-de-bolsa/feed/ 0 12233
Libros recomendados del 2019 sobre finanzas y otros temas http://www.themoneyglory.com/es/2019/12/11/libros-recomendados-del-2019-sobre-finanzas-y-otros-temas/ http://www.themoneyglory.com/es/2019/12/11/libros-recomendados-del-2019-sobre-finanzas-y-otros-temas/#respond Wed, 11 Dec 2019 11:24:43 +0000 http://www.themoneyglory.com/?p=12201 Como es habitual, cuando termina el año me gusta compartir algunos títulos de libros con vosotros. Son las publicaciones que me han divertido, me han abierto la curiosidad y he podido aplicar algunas de sus doctrinas. No es material acabado de publicarse, sino una selección de los mejores libros que he leído, sin seguir un […]

L'entrada Libros recomendados del 2019 sobre finanzas y otros temas ha aparegut primer a The Money Glory.

]]>
Como es habitual, cuando termina el año me gusta compartir algunos títulos de libros con vosotros. Son las publicaciones que me han divertido, me han abierto la curiosidad y he podido aplicar algunas de sus doctrinas. No es material acabado de publicarse, sino una selección de los mejores libros que he leído, sin seguir un criterio estricto. Sólo escojo lo que creo que me puede gustar.

La lista de libros del año 2019 es larga. Es una mezcla de material, dónde encontraréis de todo: biografías, libros de economía, autoayuda y divulgación científica. Lo único que no encontraréis es ficción, pero os puedo decir que el libro “Fungus: El rey de los Pirineos” de Albert Sánchez Piñol es un cuento fantástico. Por otro lado, aquí tenéis el resto de títulos:

“Caos. La creación de una ciencia” de James Gleick

Dices “Teoría del Caos” y te vienen a la cabeza imágenes de mariposas y de dinosauros. El famoso “efecto mariposa” ha servido de guión para películas y escritos de ficción. Por otro lado, en “Jurassic Park” el profesor Ian Malcolm, interpretado por Jeff Goldblum, era el experto matemático que conocía el origen del cao. Servía también de excusa para justificar el despliegue de dinosauros, por todo el parque, durante una hora de proyección.

James Gleick, autor especializado en divulgación científica, se adentra en esta materia que ha despertado la imaginación de muchos autores. Pero, en cambio, no es fácil de explicar.

La “teoría del caos” es una ciencia que nace de diferentes disciplinas, con el intento de encontrar sentido a preguntas sobre fenómenos de nuestra vida cotidiana: ¿Por qué podemos conocer la predicción meteorológica de este fin de semana, pero no la del mes próximo? ¿Por qué una persona sana, puede sufrir un infarto de un día para otro?

Como esta materia, “Caos. La creación de una ciencia” exótico y, a veces difícil de seguir. Pero, con otras palabras, la explicación de sucesión de hechos que terminan en caos, es un tema de estudio que ha atraído desde hace años a científicos, historiadores o también a poetas.

“Merger Masters. Tales of Arbitrage” de Kate Welling i Mario Gabelli

“Merger Masters” es una recopilación de entrevistas a gestores de inversiones que se dedican a arbitrar o al arbitraje. El atractivo del libro es que lo firma Mario Gabelli, uno de los inversores más destacados de este sector. El engaño recae en que detrás de Gabelli, la escritora es Kate Welling, quien después de entrevistar a diferentes especialistas, ha escrito su perfil profesional y sus métodos.

A pesar de este pequeño truco publicitario, el libro sigue manteniendo su interés. El arbitraje es un método de inversión poco cubierto por la literatura especializada y, también, en las aulas. En quince años en el sector de las finanzas, sólo había estudiado situaciones de arbitraje mediante operaciones con derivados. Y, la verdad, eran sofisticadas y muy difíciles de ejecutar por un particular. Las inversiones iniciales de los casos hipotéticos eran siempre superiores a millones de euros, para ganar algo.

Quizás el secretismo es una de las características de esta disciplina. La información es un activo indiscutible para el éxito de todas las operaciones. Otro atractivo es la no correlación con la evolución de los mercados.

Las situaciones que son el origen de una operación de arbitraje, como las adquisiciones empresariales, tienen sus riesgos y sus modelos de valoración. No tienen nada que ver con otros métodos como el value investing. No importa si la bolsa sube o baja, las acciones víctimas de una operación financiera seguirán su propio curso. Sin preocuparse de los caprichos de los mercados.

Como en algunos casos he comentado, tanto Benjamin Graham como Warren Buffett escribieron sobre algunas operaciones de arbitraje con diferentes niveles de sofisticación. Ha quedado desapercibido para muchos inversores que un porcentaje de su portfolio se dedicaba a estas empresas. Pero ninguno de ellos se habían adentrado en materia como lo han hecho Gabelli y Welling en este libro.

“The Power of Habit” de Charles Duhigg

Este es uno de los títulos de autoayuda que no me habría comprado, si no lo hubieran recomendado en la pàgina web multidisciplinaria Farnam Street. Dicho esto, considero que es un libro útil, con algunas páginas de sobra de contenido.

Un hábito es aquel proceso que se repite en el tiempo y se ejecuta automáticamente. Los hay que tienen consecuencias buenas, como lavarse los dientes antes de acostarse o abrocharse los zapatos, y los que son nocivos como fumar.

Según el escrito de Duhigg, los científicos han descubierto que el cerebro tiene la capacidad de almacenar estos procesos de una forma específica. Esto hace que en un contexto determinado, nuestro cerebro se pone en modo automático y ejecuta una secuencia que conoce a la perfección.

Si sabemos cómo se desarrollan los hábitos, podremos encontrar la vía para cambiar el modo de comportamiento. “The Power of Habit” nos explica la fórmula que hay que poner en práctica. Todo comienza por identificar la señal que nos conduce a tomar un café cada mañana, o a cerrar tres veces el despertador antes de levantarnos de la cama.

“Elon Musk. El empresario que anticipa el futuro” de Ashlee Vance

No lo voy a negar, Elon Musk me provoca emociones antagónicas. Para los que aún no hayan oído hablar de este emprendedor, recomiendo que busquen este nombre en Internet e inmediatamente se lean este libro. Es imposible quedarte con la última parte del personaje: el que sale en las noticias vendiendo coches Tesla, envía cohetes al espacio y que provoca a la comunidad financiera.

Ashlee Vance considera que es difícil clasificar a Elon Musk junto a otros emprendedores como el fundador de Facebook o los creadores de Google. La misión de Musk con su compañía SpaceX tiene como objetivo enviar al hombre a Marte. El objetivo de otros emprendedores de Internet es que las personas intercambien fotos a través de Instagram y vean anuncios. Ni punto de comparación.

Es difícil sacarle mérito a una persona que, tras convertirse en millonario con la venta de su primera empresa, siguió emprendiendo con proyectos imposibles. Creó X.com, un mercado de productos financieros que posteriormente se fusionaría con PayPal. Esta sería una de las empresas que tendría la mejor cantera de genios y emprendedores entre los que figuraba Peter Thiel o Reid Hoffman, fundador de Linkedin.

Pero con la fama que le ha reportado Tesla, el fabricante de coches eléctricos de lujo, y el constructor de cohetes SpaceX también han salido a la superficie las debilidades y manías del emprendedor. Según el libro, se trata de una persona maniática, detallista y que necesita de los demás para alcanzar sus objetivos, pero que no tendrá ningún manía en sustituirlos si no coinciden con él.

No es la primera de las biografías de un genio de estas características. El siguiente también tenía sus manías…

“Walt Disney. The triumph of the american imagination” de Neil Gabler

Comparado con Musk, Disney tampoco se quedó corto cuando se trataba de conseguir sus objetivos. Gabler considera que Walter Elias Disney fue el principal transformador de la cultura occidental del siglo XX. En el mundo del cine, así como en la industria de la diversión de masas, metió baza. Además de dejar un proyecto inacabado: las ciudades del futuro.

Quiero avisar que hay una especie de misterio que envuelve las editoriales en relación con la vida de Walt Disney. La mayoría de biografías están edulcoradas, así como también los libros que explican la evolución del imperio Disney después de su muerte. Así como también las publicaciones que hablan de la empresa. Todo son trucos publicitarios, como encontré en “Inside the Disney Marketing Machine” de Lorraine Santoli. Dónde difícilmente leeremos alguna crítica sobre la compañía.

Las diferentes críticas del libro de Neil Gabler destacaban la sinceridad como describía el personaje. Desde todos los puntos de vista.

Disney no lo tuvo fácil. Superó una infancia marcada por los cambios de residencia y su relación con su padre. Para él, trabajaba largas horas repartiendo diarios, sin importar cuáles eran las condiciones. La fama de Walt no llegó hasta después de cerrar dos estudios de animación y gracias a las peripecias de un pequeño ratón llamado Mickey. Este pasaría a ser un símbolo de sus estudios, pero también de la animación y de la cultura cinematográfica.

A través de los estudios Disney, Walt fue un pionero. Fue el primero en sincronizar música, sonidos e imagen en el filme “Steambot Willie”. El primero en utilizar el Technicolor en el cuento de “Los tres cerditos”. “Blanca Nieves” fue el primer largometraje animado y llevado a las salas de cine. Para hacer más real sus dibujos, los artistas de la empresa iban a clases nocturnas de dibujo. El estreno de “Fantasía” significó la primera animación con música clásica de banda sonora e hilo argumental.

Los parques temáticos fueron la culminación de uno de sus sueños: un lugar cerrado en sí mismo donde fuera imposible para el público evadirse de la fantasía. Esta todavía es una norma que se mantiene y se observa en detalles como que una colilla no puede aguantar más de 20 segundos en el suelo.

 “Shoe Dog / Nunca te pares” de Phil Knight (fundador de Nike)

¿Aún no sabes quién es el fundador de Nike? Hasta que no leí “Shoe Dog”, desconocía Phil Knight, el fundador de una de las marcas más famosas de calzados del mundo. Su autobiografía me enganchó horas y horas. Es una novela fresca, donde el mismo Knight expresa sin pelos en la lengua como un grupo de inadaptados terminaron marcando la tendencia del deporte en el mundo occidental.

Nike comenzó como “Blue Ribbon”, una pequeña empresa que distribuía la marca japonesa Tiger (Asics) en Estados Unidos. Ubicada en el estado de Oregon, un lugar que según el mismo Knight es un “lugar de paso”. Aprovechó el boom de Japón de post-guerra, para poner en práctica lo que comenzó como un trabajo de fin de carrera.

La historia de Blue Ribbon pasó por varios obstáculos, sobre todo con sus aliados japoneses. Pero como repite Knight una y otro: “Una montaña se empieza construyendo piedrecitas”. La filosofía empresarial de Nike, desde sus inicios, se refleja en la atención absoluta en la perfección del producto. Donde la investigación y desarrollo, son elementos tan importantes como el esfuerzo de las ventas.

En esta amalgama hay momentos de todo, la historia de Knight es la historia de Nike, y viceversa. Tiene momentos para hablar de sus aspiraciones de juventud, así como de sus reflexiones relacionadas con su vida en pareja o la triste muerte de uno de sus hijos. De todos los títulos de este año, probablemente es lo que más me ha sorprendido y, al mismo tiempo, me ha gustado.

“Bad Blood: Secrets and Lies in a Silicon Valley Startup” de John Carreyrou

Esto es una historia real sobre una estafa, de la A a la Z. Orquestada en un sector de moda, Elizabeth Holmes puso en marcha una startup con la propuesta de lanzar al mercado una máquina de diagnóstico de miles de diferentes pruebas, a partir de una pequeña muestra de sangre. Después de millones de dólares inyectados en esta nueva empresa, el producto de Holmes no superaba el 10% de su objetivo, con el perjuicio de estar vendiendo un producto relacionado con la salud y el bienestar humano que no funcionaba.

John Carreyrou siguió la historia en primera persona, como periodista del Wall Street Journal. El primer rotativo que desveló el engaño. Aunque este, como otras revistas, habían dado publicidad a la startup de Holmes. Ésta, junto con su pareja Sunny Balwani, habían orquestado Theranos y la vía para conseguir financiación y fama con un producto que presentaba muchos errores.

El producto, teóricamente, debía tomar la muestra de sangre y con esta poder hacer cientos de diagnósticos, que eran enviados a la centralita Theranos. Sin embargo, la realidad era que el funcionamiento de la máquina, a pesar de su apariencia futurista similar a un iPad, era el de una tostadora. Estaba pensada para parecer high-tech, pero se atascaba y los diagnósticos se debían realizar in-house y con máquinas rudimentarias de otras empresas tecnológicas como Siemens.

La imagen corporativa de Holmes, el atractivo del sector y el secretismo de cómo se había desarrollado la empresa, fueron algunas de las características que alimentaron la estafa. No es la primera, y seguro que tampoco la última vez, que un visionario consigue iluminar las pupilas de miles de personas, y sobre todo con la posibilidad de llenar su cartera.

 

L'entrada Libros recomendados del 2019 sobre finanzas y otros temas ha aparegut primer a The Money Glory.

]]>
http://www.themoneyglory.com/es/2019/12/11/libros-recomendados-del-2019-sobre-finanzas-y-otros-temas/feed/ 0 12201
Cartera Valkyria Septiembre 2019: Invierte en lo que te gusta http://www.themoneyglory.com/es/2019/10/01/cartera-valkyria-septiembre-2019-invierte-en-lo-que-te-gusta/ http://www.themoneyglory.com/es/2019/10/01/cartera-valkyria-septiembre-2019-invierte-en-lo-que-te-gusta/#respond Tue, 01 Oct 2019 14:05:02 +0000 http://www.themoneyglory.com/?p=12126 La cartera Valkyria cerró el tercer trimestre de 2019 con un incremento anual acumulado de un 7,76%, comparado con un 9,93% del Standard & Poor’s 500 y  un 4,38% del Ibex-35. A fecha de hoy la cartera de inversiones Valkyria está diversificada en distintos sectores de los Estados Unidos y de España. De estos, destaca […]

L'entrada Cartera Valkyria Septiembre 2019: Invierte en lo que te gusta ha aparegut primer a The Money Glory.

]]>
La cartera Valkyria cerró el tercer trimestre de 2019 con un incremento anual acumulado de un 7,76%, comparado con un 9,93% del Standard & Poor’s 500 y  un 4,38% del Ibex-35.

A fecha de hoy la cartera de inversiones Valkyria está diversificada en distintos sectores de los Estados Unidos y de España. De estos, destaca el sector del entretenimiento y las telecomunicaciones: Madison Square Garden Networks, WideOpenWest, Cable One, IDT y Sirius XM. La tecnología y la biotecnología también tienen un peso específico con Rafael Holdings y PayPal. Complementan la cartera las compañías industriales DNow, Garrett Motion y Miquel y Costas. Y, finalmente, una participación en el conglomerado Berkshire Hathaway.

El rendimiento correspondiente a las acciones en cartera es un 15,66%. Este cálculo, como expliqué en el resumen de marzo, es la plusvalía (o minusvalía) aproximada de las inversiones actuales, y no se contabilizan las operaciones cerradas, ni el efectivo (un 30%), ni los arbitrajes. De esta cartera a largo plazo, Rafael Holdings registra el rendimiento más elevado de 2019 con un aumento de un 178,11%. Madison Square Garden es la peor con una caída de un 27,73%.

Los cambios más significativos de la cartera durante este período han sido la venta de las acciones de Foot Locker y las de Finjan Holdings. Los motivos de la primera desinversión fue después de una revisión en detalle del progreso de las tiendas durante los últimos años. Lo explicaré en detalle más adelante. Respecto la desinversión de Finjan fue debido a la dificultad de comprender los flujos de caja en los próximos ejercicios, debido a la naturaleza de su negocio.

Estas decisiones son tomadas después de deliberaciones, con una visión a largo plazo. Aunque a veces el azar me juega malas pasadas. Un ejemplo fue la venta de Weight Watchers el trimestre anterior, justo antes que la compañía cambiase las previsiones y su cotización subiese un 80%!

“Consejos vendo, que para mi no tengo”

Según mi punto de vista, hay dos premisas básicas que deben cumplirse para identificar una buena inversión:

  1. Comprar acciones baratas
  2. Comprar buenos negocios

Estas dos frases son el “Santo Grial” de la inversión. Nada de buscar “empresas responsables”, “alto rendimiento”, objetivo “high-growth”, o con una cultura social corporativa. Esto forma parte del marketing de la industria financera. Encontrar un BUEN NEGOCIO & BARATO es el quid de la cuestión.

De los dos axiomas – precio (1) y buen negocio (2) -, el primero lo clasificaría en el grupo de problemas cuantitativos, el segundo es un mix entre cualitativo y cuantitativo.

En el primer caso la caja de herramientas para encontrar la solución sería la clase de matemáticas financieras y un curso intensivo de contabilidad. Para identificar un buen negocio, en cambio, necesitamos un largo catálogo de disciplinas. Entender las características de un negocio es imposible mediante sólo fórmulas. Es una ventaja, pero no la única via.

Con esta “teoría” es complicado dar una respuesta rápida cuando te piden técnicas para identificar buenos negocios. Cuando llevas años y años estudiando modelos, ¿como le explicas a alguien que necesita una respuesta de cinco minutos?

“Busca un buen negocio” es una respuesta intangible. Por esta razón Peter Lynch inventó aquello de compra acciones de las empresas que conozcas:

“No hay que ser un lince para descubrir las empresas cuya actuación es espectacular antes de que lo haga la bolsa. Basta con prestar un poco de atención en el trabajo o en el centro comercial del vecindario. Es casi imposible ser un ciudadano y consumidor moderno sin haber hecho algunos análisis fundamentales sobre diferentes compañías”.

Lynch nos dice que invirtamos en:

  • Los restaurantes dónde comemos.
  • Los supermercados dónde llenamos el carro de la compra.
  • Los canales de televisión que nos mantienen despiertos por la noche.
  • O el banco que tiene nuestros ahorros.

Hacer la composición de una cartera de inversiones debería ser así de sencillo. Pero los “profesionales” nos complicamos la vida y no nos aplicamos el cuento. En su lugar, nos gustan los nombres complicados, sofisticados, de la otra punta del planeta, con supuestos establecimientos que no pisaremos nunca.

Aquí tenéis mi ejemplo: la cartera Valkyria está formada por siete empresas que ofrecen servicios y productos al consumidor final. Ocho si sumamos las acciones de Foot Locker. Y, en cambio, ni he comprado zapatos deportivos, ni escucho radio por satélite, ni utilizo sus servicios de comunicaciones. Pero sí que soy cliente de PayPal!

El trabajo de campo

Los analistas sustituyen este trabajo de campo por el análisis de las finanzas, el modelo de negocio y en leer material diverso. Estas son mis tareas como profesional y no tiene nada que ver con pasearse por un centro comercial. De hecho, conozco pocos analistas que apliquen la misma percepción como cliente, que como financiero.

Pero, en este trabajo, intento adoptar la perspectiva de consumidor el máximo posible. Actualmente hay muchas herramientas para saber “qué piensan” los usuarios.

Hace unos años me llegó en mis manos el nombre de una compañía que ofrece wi-fi y servicios de comunicaciones por satélite. No es Gowex. Hablé varias veces con su fundador y, según él, cuando abría el ancho de banda los usuarios aparecían solos. De hecho, cuando hablaba de los clientes, lo hacía refiriéndose a una masa etérea que aparecía cada vez que inauguraba una tienda.

¿Quiénes eran estos clientes tan fantásticos que bailaban siempre a su ritmo?

Los busqué y los encontré. En foros especializados, había cientos de opiniones de usuarios y estaban muy enfadados con el servicio. Aquello no era una masa etérea, era un grupo de personas cabreadas. Con el servicio técnico, con la baja calidad de la conexión, con las falsas promesas…

Esto no lo explican ni los estados financieros, ni el centenar de entrevistas con los directores, ni los informes de los expertos. Esto es el resultado del trabajo de campo.

Foot Locker es una cadena con más de 3.200 tiendas físicas distribuidas por todo el mundo. Invertí en esta compañía, a principios del año 2018, tras revisar sus estados financieros. De forma bastante burda. Después de tres años con unas cuentas impecables y un crecimiento de sus ventas, parecía un negocio consolidado.

En mi vida he entrado una o dos veces en sus tiendas. Nunca he comprado nada.

A principios de junio de este mismo año, mi trastorno obsesivo de revisarlo todo se puso en guardia con Foot Locker. Esta empresa no funcionaba y no sabía el por qué. Aunque los “números generales” parecieran impecables. Por eso afilé el lápiz y empecé a seguir el rastro de las ventas.

Foot Locker factura la mayoría de los ingresos a través de las tiendas físicas. Tiene trece marcas diferentes, distribuidas entre Estados Unidos, Canadá, y el resto del mundo. Aunque la facturación aumenta, la suma neta de tiendas del continente americano está bajando continuamente, desde hace más de 8 años.

¿Esto por qué?

Decidí pasearme por la calle – con el Google Maps – y busqué diferentes escenarios americanos: Nueva York, Boston, Los Ángeles… Recomendaciones de tiendas de deportes, de sneakers, etc. Según éstas, la cadena Foot Locker está bien valorada, entre tres y cuatro estrellas, pero siempre hay alguien mejor. En Boston, por ejemplo, Marathon Sports lo está petando.

¿Quién quiere el “segundón” cuando puedes quedarte con la estrella del baile?

Pues no es la primera vez, ni la última, que invierto en líderes de segunda. Estos son algunos nombres: Fiesta Restaurant, Chico’s FAS (ropa interior femenina), JC Penney (grandes almacenes), Orchard Supply (cadena de bricolaje) o Big 5 Sporting Goods (cadena de ropa de deporte). Todas ellas son las segundas, terceras o últimas de su propio mercado.

¿Por qué invertí en ellas? Simplemente porque tenía la esperanza de que se convirtieran en algo mejor. En algunas ocasiones puede que desconocía que eran perdedoras (Orchard Supply era horrorosa). En otros casos, como Chico’s FAS, creía que invertía en el patito feo (y que superaría a Victoria’s Secrets). Y, algún día, se convertiría en cisne, lo que se conoce en la jerga como una turnaround story.

¿Son tiendas a las que compraría? Probablemente no. Pero, como quedan muy lejos, y la primera incisión del bisturí son las tripas de las finanzas, el trabajo de campo parece no tener importancia. Pero, si ni yo me atrevería entrar en un “Fiesta Restaurant”, ¿entonces de quien espero ingresar cuatro duros?

L'entrada Cartera Valkyria Septiembre 2019: Invierte en lo que te gusta ha aparegut primer a The Money Glory.

]]>
http://www.themoneyglory.com/es/2019/10/01/cartera-valkyria-septiembre-2019-invierte-en-lo-que-te-gusta/feed/ 0 12126
Cartera Valkyria Junio 2019: Rafael Holdings y arbitraje http://www.themoneyglory.com/es/2019/07/02/cartera-valkyria-junio-2019-rafael-holdings-y-arbitraje/ http://www.themoneyglory.com/es/2019/07/02/cartera-valkyria-junio-2019-rafael-holdings-y-arbitraje/#respond Tue, 02 Jul 2019 16:03:43 +0000 http://www.themoneyglory.com/?p=12071 La cartera Valkyria cerró el primer semestre de 2019 con un incremento de un 12,79%, comparado con una subida de un 17,35% del Standard & Poor’s 500 y un 7,72% del Ibex-35. A fecha de hoy la cartera Valkyria está diversificada en distintos sectores de los Estados Unidos y España. De estos, destaca el sector […]

L'entrada Cartera Valkyria Junio 2019: Rafael Holdings y arbitraje ha aparegut primer a The Money Glory.

]]>
La cartera Valkyria cerró el primer semestre de 2019 con un incremento de un 12,79%, comparado con una subida de un 17,35% del Standard & Poor’s 500 y un 7,72% del Ibex-35.

A fecha de hoy la cartera Valkyria está diversificada en distintos sectores de los Estados Unidos y España. De estos, destaca el sector del entretenimiento y las telecomunicaciones: Madison Square Garden Networks, WideOpenWest, Cable One, IDT y Sirius XM. La tecnología y la biotecnología también tienen un peso específico con Finjan Holdings, Rafael Holdings y PayPal. Complementan la cartera la empresa del sector retail Foot Locker, las compañías industriales DNow, Garrett Motion y Miquel y Costas. Y, finalmente, una participación en el conglomerado Berkshire Hathaway.

Durante el primer semestre del ejercicio 2019, el rendimiento correspondiente solo a las acciones en cartera ha sido un 19,66%. Rafael Holdings ha sido la empresa que ha registrado el rendimiento más elevado (+263,53%), mientras que la evolución de Foot Locker ha sido la peor (-20,%).

Los cambios más significativos de este período han sido la venta de toda la inversión en WeightWatchers, después de recuperar un 8%; entre distintas bajadas y subidas. El motivo: Después de realizar algunas investigaciones sobre el efecto Oprah Winfrey, llegué a la conclusión que el impacto de la presentadora no era suficiente para cubrir las deficiencias del proyecto. Sobre todo de su management.

También destaco mi primera operación de arbitraje: la integración de Celgene a Bristol-Myers. Una experiencia formidable, que espero repetir con cualquier buena oportunidad que se me presente (y esto no es nada fácil!).

La montaña rusa de Rafael Holdings

Rafael Holdings es sin ninguna duda la responsable de los beneficios extraordinarios de este último período. Su cotización se ha multiplicado por más de tres, al tiempo que la compañía ha presentado dos notas de prensa relacionadas con la evolución de Rafael Pharmaceuticals.

Lo más importante es el acuerdo de licencia con Ono Pharmaceutical para la distribucion del fármaco devimistat, que aún se encuentra en proces de desarrollo. El contrato con el distribuidor japonés representaría un pago inicial de 12,9 millones de dólares, más 150,3 millones de dólares, si se cumplen un conjunto de hitos. Rafael Pharma también cobrará los royalties sobre las ventas, que se harán en Japón, Corea del Sur, Taiwán y en la Asociación de las Naciones del Sudeste asiático.

Como resultado de estas comunicaciones, la cotización de Rafael Holdings se ha disparado. No sé hasta qué punto las expectativas del mercado se han pasado de frenada. En primer lugar, porque la cotizada es propietaria de un porcentaje de los resultados netos de la farmacéutica. No del total. Por otro lado, internamente, no hay nada cerrado y el producto protagonista de las noticias todavía se está preparando para salir al mercado.

Y, como colofón, Rafael Holdings sigue siendo una compañía marginal (small-cap) pero que se ha revalorizado más de un 250%. La atracción es máxima ya que se juntan dos características deliciosas para los especuladores: una empresa de investigación que tiene reminiscencias de ten-bagger. Mucha atención con las subidas y bajadas que vendrán.

Arbitraje, la tercera disciplina

¿Por qué ahora me ha cogido por hablar del arbitraje? ¿No tenía suficiente trabajo con los análisis tradicionales, que ahora necesito meterme en una materia de la que casi nadie habla?

No me he aburrido ni leer, ni de hacer el curioso por distintos negocios, pero decidí que era la hora de profundizar en esta disciplina. El motivo era claro, los “grandes inversores” hablan a menudo, pero hay pocos que entran en los detalles. Curioso, ¿verdad?

En la carrera de económicas este es el “otro” método de inversión. En el estudio de derivados son operaciones complicadas – verdadera ingeniería financiera -, que sólo se pueden realizar con la compra de bonos del tesoro y otros pocos subyacentes. Pero de operaciones corporativas hay muchísimas y no siempre se cierran correctamente.

Para introducir el tema, os pinto unas cuantas pinceladas sobre el arbitraje en operaciones corporativas:

  • Más de un tercio de la cartera de Benjamin Graham estaba dedicada a operaciones de arbitraje.
  • Warren Buffett dedica una gran parte de su dinero “flotante” en operaciones de arbitraje. Según él: “Give a man a fish and you will feed him for a day. Teach a man to arbitrage and you will feed him forever.”
  • Las operaciones de arbitraje no están correlacionadas con las tendencias del mercado. Los especialistas invierten en las situaciones en su éxito o en su fracaso. No en la evolución de las compañías.
  • Los spreads de las operaciones y la fase temporal están acotados y son a corto plazo. Por esta razón, son estrategias ideales para el exceso de capital que no se usa.
  • En cambio, hay poca bibliografía especializada. Y pocos especialistas se adentran en su operativa. Sobre todo por miedo a que se repliquen sus métodos.

Mario Gabelli es uno de los especialistas de este tipo de inversiones. Junto con Kate Welling escribieron y editaron el libro: “Merger Masters. Tales of Arbitrage”. No se trata de un libro técnico (para ello está el manual “Risk Arbitrage” de Guy P. Wyser-Pratte), sino que son entrevistas con distintos profesionales de la materia, así como también con tres empresarios, que explican varias situaciones reales.

La única inversión que he ejecutado hasta ahora ha sido la fusión de Celgene con Bristol Myers. El rendimiento fue un 10% en un mes natural. La incertidumbre sobre la fusión provocó que hubiera un diferencial, que se cerró con la retirada de las entidades que estaban en contra de la operación.

*Atención. Anuncio Clasificado*

Mi objetivo es ampliar esta área de inversiones. Por eso necesito “sofisticar” esta operativa, mediante el desarrollo de una plataforma informática. Se trata de un trabajo que requiere combinar la parte de programación con la parte de conocimientos de inversión. La primera parte la cubro yo a mi manera, pero estoy buscando alguien interesado en el desarrollo informático. Si hay alguien interesado, puede contactar conmigo a través de la página web (contacto) o a través de mi perfil de Linkedin.

“El hombre que mueve una montaña empieza llevando piedras pequeñas” – Confucio

L'entrada Cartera Valkyria Junio 2019: Rafael Holdings y arbitraje ha aparegut primer a The Money Glory.

]]>
http://www.themoneyglory.com/es/2019/07/02/cartera-valkyria-junio-2019-rafael-holdings-y-arbitraje/feed/ 0 12071