Valkyria Junio 2020: Las distintas formas de la recuperación

La cartera Valkyria cerró el primer semestre del año 2020 con un aumento de un 0,29%, comparado con la disminución de un 4,04% del Standard & Poor’s 500 y una caída de un 24,27% del Ibex-35.

A fecha de hoy la cartera de inversiones Valkyria está diversificada en distintos sectores de los Estados Unidos y de España. De ellos, destaca el sector del entretenimiento y las telecomunicaciones con las empresas Cable One, Fox Corporation y Disney. La tecnología, biotecnología y la investigación también tienen un peso específico con Rafael Holdings, PayPal y Danaher Corporation. Complementan la cartera Levi’s (retail), Beyond Meat (alimentación), Miquel y Costas (industrial), New Residential (inversión inmobiliaria) y Berkshire Hathaway (conglomerado, principalmente seguros).

Durante el último trimestre New Residential ha sido la única incorporación. Vendí la participación total de Sirius XM y también una parte de la inversión en Beyond Meat.

Durante el segundo trimestre del año 2020, la cartera ha aumentado un 14,31%. Beyond Meat y Pay Pal son las empresas que han registrado los rendimientos más elevados (+97,42% y +92,55%), mientras que la evolución de Berkshire Hathaway ha sido la peor (-4,21%).

Sigo manteniendo una posición de arbitraje en Acacia Corporation, que será integrada por Cisco Systems. Esta operación aún no ha finalizado y hay un gap entre el precio de mercado y el precio final de adquisición.

Desde la perspectiva global, el segundo semestre ha servido para limpiar las heridas provocadas por el crac del coronavirus. Aunque los rendimientos anuales son muy modestos, me consuela que el patrimonio invertido es el más alto que he tenido nunca. Durate el confinamiento aproveché para invertir más dinero. Las nuevas inversiones fueron a través de la acumulación de más acciones en posiciones que ya tenía, además de algunos nombres nuevos como en The Walt Disney Company.

En este contexto, estrenamos el segundo trimestre con la duda de cuál sería la nueva narración de las bolsas. ¿Habría una recuperación? Si es así, ¿cómo se dibujaría encima en el gráfico?

Con el paso de los días se demostró que la evolución de las cotizaciones ha sido de distintas formas. Cada empresa y cada sector reaccionaron de forma distinta a la situación de confinamiento. Cuando reviso todas las empresas de la cartera observo que hubo distintos tipos de comportamientos: de compra, de calma, de bajada…

Aun así, desconocemos las consecuencias económicas del conjunto, pues no tenemos datos. Los mercados anticiparon los desastres y, también, quieren adivinar la recuperación. Pero los resultados financieros sólidos de la mayoría de compañías los sabremos a partir de esta semana.

Esto es un pequeño detalle que a las bolsas no les importa. Ya han clasificado quienes serán los ganadores, las víctimas y los desastres con mayúsculas. Según mi gusto personal, esta es mi división categórica de todas las inversiones que tengo en cartera:

   
Antifrágiles

Hay negocios que han conseguido aprovechar la situación de confinamiento. Por esta razón les cuelgo la etiqueta de Antifrágiles. Estas empresas no solo han resistido el impacto del coronavirus, sino que se han hecho más fuertes. De todas las acciones de la cartera, consideré que PayPal cumplía con todas estas características.

Por este motivo, en medio del terremoto sumé más posiciones de la tecnológica. Su cotización registró mínimos en 86,68 dólares por título y se disparó hasta llegar a los 174 dólares.

Las plataformas digitales son una realidad. No me refiero solo a la expansión de Amazon. Las marcas reconocidas también venden online: Nike, Levi’s, Fnac… Cada una con una página web más o menos sofisticada. Después de analizar el negocio de Big 5 Corporation, me di cuenta que este canal de distribución no es una opción. La versión digital de una tienda debe ser una vía más para acceder a los clientes.

Hasta el mes de febrero del año 2020 poner en marcha una tienda online parecía una tarea imposible. Para hacerlo, además de diseñar una página web, también se tenía que implementar las políticas de privacidad, el tratamiento de datos y configurar una plataforma de pagos. Todo lo que tecnología nos ofrece, lo complica la burocracia.

Entonces llegó el momento que nos cerraron en casa y la venta online se convirtió en el far west. Las empresas publicaron ofertas de productos en Instagram, Facebook, Twitter… Podíamos contactar a través de Whatsapp directamente con el productor (de cervezas, de jamones, de quesos…) y los pagos se podían realizar con Bizum, transferencia o PayPal. Y nadie nos pedía explicaciones de nada. Ni teníamos que marcar la casilla de verificación de datos.

Esta situación de excepcionalidad ha pasado y esperamos que no se repita de la misma forma. Pero los cambios propiciados no tienen porqué desaparecer. Si los establecimientos ya han empezado a vender online, no tienen porqué desmantelar el chiringuito. Ahora solo deben mantenerlo.

No hay que ser demasiado explícito para comprender el papel de PayPal en esta transformación. Es una empresa de servicios financieros online con más de veinte años de historia, que desde su separación de eBay ha liderado el nicho de plataformas de pago. El aumento de la demanda en épocas de Covid ha propiciado su expansión. La bolsa ha entendido que su valor ha crecido en cuestión de tres meses lo que habría tardad cinco años en circunstancias “normales”.

Beyond Meat

Cuál sería el impacto del coronavirus en la venta de hamburguesas sintéticas, para mi era un misterio. Con el crac, las acciones de Beyond Meat bajaron al mismo nivel que había invertido. Si acumular acciones para mí era estúpido, me parecía también precipitado abandonar la inversión.

Un segmento del negocio de Beyond Meat está reservado a la distribución de productos a través de restaurantes. Esta división representa una parte significativa, ya que la compañía está asociada con distintas cadenas de restauración y es una de sus vías para ejecutar su expansión internacional. Dado que el sector de la restauración quedó tocado por el cierre, consideré que Beyond Meat también podía tener problemas.

Pero la compañía es una empresa de alimentación y este mercado se ha comportado de forma extraña. Por no decir que totalmente errático en algunos casos. Los supermercados se quedaron sin papel de wáter y harina en los primeros días de confinamiento. Algunos consumidores compraron levadura como si no hubiera un mañana. En Estados Unidos se quedaron cortos en el abastecimiento de pasta (macarrones, spaguettis…).

Beyond Meat es una marca dirigida a no veganos. Es un productor para aquellos que un día queremos comer una hamburguesa que no sea de carne. Su enfoque es: “Ey! La industria cárnica tiene un impacto ambiental muy alto. Nosotros te ofrecemos un sustitutivo que es ecológico y se parece a una hamburguesa”. No es tofu. Ni tampoco es seitán. Por esto, tengo la impresión que los inversores han comprado esta idea, una vez han visto los déficits de la industria cárnica durante los últimos meses.

Debo decir que la cotización se ha calentado con los hechos relevantes presentados por Beyond Meat. Durante este trimetre ha anunciado más partnerships con grupos de restauración como Starbucks, la puesta en marcha de un centro de producción en Europa y también la disminución de precios de sus productos.

En comparación con PayPal, para mi es muy difícil calcular como son de sólidos todos los anuncios de la empresa de hamburguesas. Y también cuál es el impacto que tendrán en la cuenta de resultados. Por esta razón, reduje la participación equivalente a los beneficios de la inversión (registrados en cuestión de medio año).

Esta recogida de beneficios también sirvió para reducir la exposición a una sola empresa, que tiene un fuerte componente de especulación. O también llamado growth.

Resistentes

No tengo demasiado que decir en relación con las empresas que han soportado el golpe. No se han hecho más fuertes, pero si que su cotización se recuperó rápidamente del choque del mes de marzo. Las empras que forman esta categoría son Danaher Corporation, Rafael Holdings y Cable One.

Mientras que las dos últimas compañías llevan un buen tiempo en la cartera, Danaher Corporation la incorporé durante los días que se empezaba a hablar de una pandemia. Admito que me he mirado muy poco sus cuentas y no recuerdo cuando la descubrí. Hacía más de un año que la tenía en una lista de seguimiento, pero no me atrevía a comprarla a precios de mercado del 2019.

Danaher es un conglomerado que desde los años 80 ha crecido y sus acciones se han comportado de forma fantástica. Desde el momento de la compra he acumulado un rendimiento de un 18,5%.

Entretenimiento

Fox Corporation y The Walt Disney Company son mis inversiones en el sector del entretenimiento. Las dos juegan en ligas muy distintas. Aunque su recuperación desde el crac ha sido considerable (un 15% y un 20%), el mercado les ha descontado los posibles efectos de la crisis en su valor. Por esta razón están por debajo de su cotización de finales del 2019.

Particularmente, me maravilla la capacidad de adaptación de Disney. Como comenté en “Valorar The Walt Disney Company con el impacto del Covid-19″, es muy complicado entender desde una sola perspectiva todo lo que hace esta compañía. Son los reyes de las sinergias y se ha demostrado una vez más en como han decidido finalizar la liga de la NBA.

Este año Disney World es la capital mundial del básquet. La empresa ofrece las instalaciones del parque: hoteles, pistas deportivas y restaurantes a la liga americana. Esto tiene una razón de ser. El canal de cable ESPN (un 80% de la Disney) paga por los derechos televisivos de la NBA. Sin liga, el canal se queda sin contenido, anunciantes y suscriptores.

Había otras soluciones sobre la mesa como celebrar el campeonato en Las Vegas. Pero Disney ha conseguido centralizar la liga en un único espacio. Los ingresos que obtendrán de la NBA no tendrán nada que ver con los parques temáticos, pero serán una sinergia que les salvará los muebles de los contenidos televisivos.

La capacidad de Fox Corporation para hacer frente a las adversidades es más limitada. Al fin y al cabo, después de la compra parcial de la Disney, el grupo de Rupert Murdoch se ha reducido a una red de televisiones, canales por cable y los estudios cinematográficos, que también alquila a Disney. Sus ingresos dependen exclusivamente de los anunciantes, las suscripciones y los alquileres. La recuperación de su valor depende del impacto del confinamiento y de la vuelta a la normalidad de cada una de sus fuentes de ingresos.

Los “Pringados”

En la categoría de negocios que han sido las víctimas del Covid-19 está la nueva incorporación New Residential, además de Levi’s, Berkshire Hathaway y Miquel y Costas. Estas cotizadas han sufrido la parada de la actividad económica y no han recuperado la confianza de los inversores. Con la vuelta a la normalidad, más tarde que el resto, deberían recuperarse progresivamente.

No tengo mucho que decir sobre Levi’s y Miquel y Costas. En la primera acumulé posiciones con la caída y de la segunda tengo mis dudas, aunque siempre paga una buena proporción de dividendos. De las otras dos, aquí os adjunto los comentarios:

New Residential

El grupo New Residential (NRZ) es una posición relativamente cómoda, en comparación con el resto de inversiones. En primer lugar porqué la compra la he ejecutado en el mes de junio, después de la tormenta. Un segundo factor de confianza es que son unos títulos comentados en la página web Reminiscences of a Stock Blogger. Al contrario que el resto de empresas, se trata de un salto con una buena dosis de confianza.

Comentaré a fondo el modelo de New Residential en un artículo específico. A grandes rasgos, es un REIT que invierte en activos financieros relacionados con el mercado inmobiliario. La cartera de esta compañía está diversificada en activos financieros bastante sofisticados como titularizaciones hipotecarias, derechos de administración y préstamos a consumidores.

En el primer trimestre la empresa ajustó toda su cartera, en función de las previsiones de impago de las cuotas y la disminución de intereses. Vendió activos e incremento la liquidez, hasta conseguir un apalancamiento financiero de un 1,5-1,7 sobre el patrimonio. La bolsa también ajustó la capitalización de la compañía y actualmente equivale a un 70% del valor contable del grupo.

El mal recuerdo dejado por la crisis inmobiliaria aún predomina en este tipo de compañías. No obstante, la deuda de los bancos es menor que en 2008, así como los niveles de morosidad, según los datos de la Reserva Federal. No puedo asegurar al 100% la calidad de los activos de la compañía, por esto las expectativas de mantener la posición son a corto/medio plazo.

Berkshire Hathaway

Warren Buffett presentó los resultados de Berkshire Hathaway una noche de sábado. Con una copa de vino en la mano, fue la primera vez que seguía la retransmisión en directo. Había oído que aquellas conferencias eran la Superbowl de los inversores. Pero en esta última ocasión parecía mejor un funeral emitido por Internet.

Intermitentemente, también leía los mensajes de Twitter de los aficionados. Y, me di cuenta, que estábamos mirando dos partidos totalmente distintos. Mientras ellos estaban encantados con la narración del gurú, yo me aburrí como una ostra!

No es lo que me esperaba de una presentación de resultados. Sí en una conferencia con un directivo, este me explica la historia de las Españas y de como Fernando VII abolió la primera constitución (la Pepa) después de su exilio, yo me lo tomaría como una estúpida broma.

Pues esto es lo que hizó Buffett. El directivo nos ofreció una hora y media de lección de historia de los Estados Unidos! Sobre los padres fundadores y la capacidad de los americanos de superar las adversidades. “Genial” o “como sabe de historia” exclamaban los analistas (cheerleaders) en Twitter. Y yo, en cambio, quería saber cuál era la evolución del mercado de los seguros. Como iban sus participaciones en energéticas, en el sector retail… Y en esto pasó de puntillas.

Los números de Berkshire Hathaway, lo que hace Buffett y su equipo gestor, es todo lo que no se explica en sus cartas. Y, aunque el gurú nos indicara a modo de advertencia de “no invertir contra América”, con el paso de los días hemos observado que tampoco ha hecho ningún paso para ponerse a favor.

La gestión de la cartera Valkyria

Este resumen trimestral es relativamente largo. Generalmente, lo que escribo refleja mi estado de ánimo. La última vez, mientras escribía, perdía un 15% de mis ahorros, estaba cerrado solo en casa y ya anticipaba que me quedaría sin trabajo. Os lo vais a creer si os digo que estaba de muy mal humor.

Pero no por esto dejé de hacer cosas. Leí, escribí y analicé mucho. Estas eran algunas de mis tareas diarias. (También cocinaba, pero esto ya es otra historia. Si os interesa, lo veréis en Instagram).

Sigo siendo muy prudente, sobre todo cuando se trata de dinero que se está moviendo en mercados tan caprichosos como son las bolsas. La cartera se ha recuperado y hay algunas inversiones que les doy un potencial elevado. Aun así no creo que sea el momento de tirar el confeti. Podía haber escrito una revisión hace un mes, cuando la cartera se había recuperado, pero las valoraciones las hago trimestralmente, tenga buenas o malas noticias.

A pesar de ser un inversor “aficionado”, intento ser lo más profesional posible. Sobre todo porque el primer cliente soy yo mismo. Y ese cliente, si os soy sincero, es muy, pero que muy, exigente.

“Energía. Constituye un 75% del trabajo. Si no tiene, sea amable.” Paul Arden

 

This post is also available in: Catalán

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.