Rafael Holdings: Entre la inversión inmobiliaria y la biotecnología

Rafael Holdings es la nueva invención de IDT Corporation y de su fundador Howard Jonas. Se trata de una nueva cotizada, que esconde una estructura complicada y conduce a más de una confusión. Algunos inversores la abandonan por considerar a Rafael solo una apuesta en el sector inmobiliario, mientras que otros se marchan corriendo cuando se dan cuenta que es una entrada en el especulativo sector de la biotecnología.

La aventura de esta pequeña empresa – capitaliza 200 millones de dólares – empezó cuando IDT Corporation compró una participación de Cornerstone Pharmaceuticals. Se trataba de una pequeña entrada en una startup de biotecnología, que entonces se definió como operación estratégica.

Durante unos años, esta participación se quedó en la cartera de la compañía. Una inversión minoritaria que parecía una vaca en un garaje. Aunque no se hacía extraña, porque IDT ha escondido muchos “huevos de pascua” en su estructura corporativa como Genie Energy, Straight Path o Zedge. Algunos se han mantenido discretos en bolsa, y otros han sido éxitos sin precedentes (buscad información sobre Straight Path). ¿Será Rafael Holdings el próximo?

¿Cuál es la inversión en Rafael Holdings?

En primer lugar es una sociedad inmobiliaria. De todos los activos que esconde la compañía, la cartera de edificios es el valor puro y duro. El 3 de marzo del año 2018, cuando Rafael se incorporó en el mercado pasó a ser la propietaria de tres edificios de IDT Corporation.

De esta forma, en el balance de Rafael Holdings está el valor de tres activos físicos: dos edificios de Nueva Jersey, en Estados Unidos, y una parcela de oficinas (un condominio) en Jerusalén, Israel. La compañía registra los ingresos de los alquileres de las oficinas y también de las plazas de parking, que ocupan entre un 26% y un 28% del total de los edificios de Nueva Jersey. Y que alquila principalmente a IDT y a Genie Energy.

Edifici Oficines Centrals IDT

Durante el ejercicio fiscal del año 2018, los ingresos derivados de estos alquileres sumaron 4,4 millones de dólares. El segmento inmobiliario registra las ventas recurrentes del grupo y la dirección ya ha expresado su intención de buscar activamente empresas que quieran ocupar los espacios vacíos. Además de ampliar el número de plazas de parking ocupadas. El objetivo es ampliar el cojín de ventas que sostienen los gastos del conjunto de la compañía

Terminado el repaso rápido de este segmento, el resto es un jeroglífico.

Cuando Rafael Holdings se incorporó en bolsa era también la accionista mayoritaria de Lipomedix, con un 50,6% del capital, y una participación de un 50% de una sociedad llamada CS Pharma. A través de esta compañía y un conjunto de warrants, Rafael Holdings era tenedora de distintas opciones para convertirse en la máxima inversora de Rafael Pharmaceutical. Una startup de investigación con un pipeline de proyectos en distintos estados de gestación.

A pesar del conjunto de opciones, a efectos prácticos cuando sonó la campana de Wall Street la única inversión firme era en acciones de Lipomedix.

Según la página web stockspinoffs, en los últimos años el fundador de IDT Howard Jonas ha estado financiando activamente startups de investigación. En particular, Rafael Pharmaceuticals a través de distintas vías. No solo con su empresa, sino también con su mujer Deborah Jonas son propietarios de 525.000 dólares en notas convertibles de Rafael Pharma. Howard Jonas es también actualmente CEO y presidente del consejo de Rafael Holdings.

Cuando esta sociedad se presentó en bolsa aún no había ejecutado ninguna opción. Pero los hechos se precipitaron el 10 de enero cuando la Agencia Europea del Medicamento otorgó la designación de medicamento huerfano al Devimistat de Rafael Pharmaceuticals (CPI-613®) para el tratamiento del cáncer de páncreas. Este anuncio disparó el precio de las acciones y los directivos movieron ficha para convertir las notas y los warrants que teniáin en cartera.

CS Pharma y Rafael Holdings ejecutaron las notas convertibles y adquirieron en conjunto un 51% de la compañía, esta última ostenta un 36% del capital de la biotecnológica. El coste conjunto de la operación sumó 66,7 millones de dólares. Teniendo en cuenta que el precio de conversión no es el de mercado, y las nuevas informaciones positivas de mercado, la valoración de esta participación podría ser mucho más alta.

Tanto Rafael com Lipomedix son un conjunto de proyectos de investigación oncológica, que se encuentran en distintas fases de desarrollo. Invertir en este tipo de negocios son actos de fe que requieren conocimiento y una buena dosis de estrategia, con el objetivo de gestionar su riesgo.

Invertir en Rafael Holdings me aleja de la zona de confort, pues no puedo valorar los componentes del éxito de estos segmentos de negocio. Según los números facilitados por la compañía, el precio de coste de la inversión en Rafael Pharma (un 36%) es de 47 millones de dólares. Según mis cálculos el valor de los edificios, después de identificar comparables en la misma zona y tipología, suma un total de 126,1 millones de dólares.

Una vez descontado el pasivo, mi estimación del valor neto del grupo suma 168 millones de dólares. Equivalente a 13,4 dólares por acción. Aunque queda por debajo de la cotización actual (16,6 dólares), esta estimación no contempla ni el potencial de Rafael Pharma, ni la participación entera de Lipomedix.

Aún hay más características positivas de este holding: es un spin-off que ha pasado desapercibido; aún no he localizado a ningún “famoso” value español explicando las maravillas de esta compañía.

Salió al mercado baratísima (IDT Corporation repartió las acciones de Rafael Holdings a 5,91 dólares) y en cambio el potencial de beneficios es más elevado. Sí su desarrollo tiene éxito, habría la posibilidad que las dos start ups también se incorporasen en bola. Y finalmente, pero no menos importante, los insiders también se juegan su parte.

This post is also available in: Catalán

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.