“The Hard Thing About Hard Things”, las reflexiones de Ben Horowitz

El libro a perfecto candidato del Enterpreneurs 101, es “The Hard Thing About Hard Things: Building a Business When There Are No Easy Answers” del gurú tecnológico Ben Horowitz. Incertidumbres, dudas, cambios de timón, reflexiones sobre los momentos de gloria o el enfrentamiento a los resultados inesperados. Esta publicación, pensada para emprendedores, analistas o simplemente curiosos, recupera algunos de los temas clave de la página a16z.com sobre las eventualidades de levantar una startup.

Horowitz es junto con Marc Andreessen uno de los pesos pesados de la inversión en capital riesgo de Silicon Valley.  Por su firma – Andreessen Horowitz – han pasado empresas tecnológicas como Airbnb, Instagram, Facebook, Twitter, Pinterest o Skype. Como emprendedores de primer orden durante el nacimiento de InternetAndreesen fue el fundador de Netscape -, aportan la experiencia y los recursos financieros a las startups tecnológicas, a través de la inversión. Su cartera actual abastece decenas de nuevos negocios.

Leer “The Hard Thing About Hard Things” es recibir una masterclass sobre emprenedoria. Además de una biografía, dónde Horowitz nos relata su papel como fundador de LoudCloud y posterior CEO de Opsware, la publicación trata los temas más delicados a los que se enfrentan las personas que construyen un proyecto nuevo. En este caso, la innovación en el sector de la tecnología.

Pero, ¿para una persona que no está metida en este mundo le puede interesar esto?

Para ser sinceros, este título superó muchos obstáculos para llegar a mis manos. No tenía demasiado claro sí comprarlo y llevaba tiempo a la lista de libros que “algún día me miraré”. Esto lo relegaba a esperar que algún conocido me lo pudiera dejar. Pero, al final, terminó a la cesta de la compra y encajado para que llegara en diez días. A más tardar, medio mes. Contra pronóstico, este período se alargó y casi me olvidé que lo estaba esperando. Un mes y medio más tarde, travesaba la puerta de casa con el paquete.

Engullí, en cambio, las lecciones de Horowitz. Una nueva forma de comprender las dinámicas que constituyen los mercados emergentes. Y, también, cuáles son los obstáculos principales que deben superar los trabajadores incansables que intentan hacerse un sitio. Estas son algunos de mis apuntes, después de devorar el libro:

   
En primer lugar: respeto!

Los miembros de Andresseen Horowitz están obligados a ser puntuales a las entrevistas con los representantes de las startups. Los retrasos se penalizan con una multa monetaria. Emprendedores, directores jóvenes, personas que se han jugado el cuello para llevar adelante un proyecto. A ninguno de ellos se le hace esperar.

Esta norma, que podría ser tan simple de cumplir, establece los fundamentos del respeto.

Emprender no es sólo la vía de auto-ocuparse – como se ha mal entendido en nuestra casa -, sino que es la base de la creación y el motor económico. En Silicon Valley lo han entendido así. En Hollywood, por ejemplo, en su momento también. Los directivos inexpertos a los que se entrevista hoy serán los líderes de la industria de mañana.

“As a startup CEO, I slept like a baby. I woke up every 2 hours and cried.” Ben Horowitz

Incertidumbre

Emprender no es una película con un guión de Aaron Sorkin, autor de las películas The Social Network, Steve Jobs y Moneyball. Al contrario que al cine, no hay un camino trazado que el espectador ya conoce. Nadie sabe el final de un proyecto. No hay premios, cena y cava para todo el mundo. Algunos de los participantes se quedan a medias, otros hacen caja y muy pocos (poquísimos) son los protagonistas de la película.

Incertidumbre implica aceptar el riesgo en cualquier movimiento.

El peso que sustenta el emprendedor, reflejado por la narrativa de Horowitz, implica tomar decisiones en solitario, en contra de lo que opinan los empleados, el consejo de administración y otros accionistas. Pocas horas de sueño. Destapar cajas que nadie ha abierto antes. Poner en marcha procesos creativos en cada una de las etapas. Y, por descontado, ser positivo e intentar mantener la ilusión como el primer día.

“The only thing that prepares you to run a company is running a company.” Ben Horowitz

This is not Checkers, this is mother fucking Chess!

No hay una frase que resuma mejor el sentido de “The Hard Thing About Hard Things”.

Los jugadores de fútbol, y básicamente cualquier deporte, consiguen reducir sus márgenes de error a través de la práctica. Lo mismo sucede con un director novel, como cuando Horowitz pasó a dirigir LoudCloud, que coge experiencia con la práctica.

La diferencia más importante, entre el deporte y la gestión de empresas innovadoras, es que las normas del fútbol no han cambiado en las últimas décadas. En cambio, la industria tecnológica se desarrolla en un entorno dinámico. Lo que valía en los años 90, no sirve en el siglo XXI.

Bill Gates escribió “Camino al futuro” coincidiendo con la presentación del Windows 95. El libro era un conjunto de reflexiones sobre el impacto de las nueva tecnologías en la vida de las personas, además de una biografía personal. La visión de Gates era adecuada en el contexto de los noventa, pero con los años los negocios de Internet han cogido su propio ritmo, dejando obsoletas sus predicciones.

Desde mi papel de analista, para comprender los movimientos de estas industrias (biotecnología, fintech, Internet de las cosas, cloud…), deben de estudiarse muchos factores. Los emprendedores deben abrazar el riesgo. No es un juego de damas, es peor que el ajedrez!

“People always ask me, “What’s the sectret to being a successful CEO?”. Sadly, there is no secret, but if there is on skill that stands out, it’s the ability to focus and make the best move when there are no good moves.” Ben Horowitz

   

This post is also available in: Catalán

2 Comments

Leave a comment

Escriu un comentari

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.