De 3 a penny stock, la tragedia de “SunEnron”

La comisión de auditoria cierra el último capítulo de la tragedia de SunEdison, respecto las presuntas manipulaciones que podría haber sufrido su contabilidad. En esta ocasión son buenas noticias. Mediante un hecho relevante al regulador del mercado, el órgano de la empresa desestima cualquier indicio de fraude en las proyecciones publicadas y lo atribuye al optimismo de la dirección.

Esta nota, publicada el 14 de abril, no sustituye de ninguna manera los resultados anuales pendientes de emitir. SunEdison se retrasa en la publicación de cuentas y, según la versión oficial, es debido a una integración de los sistemas informáticos de la compañía. Mientras, distintas filtraciones y comunicados de sus filiales ya han impreso la temida palabra: bankruptcy.

Sí a finales de 2015 publiqué el artículo “De 30 a 3, el desastre de SunEdison“, este escrito ya habla de la posible tragedia. La cotización de la empresa se ha llevado muchas palizas, fruto de su silencio respecto los resultados y la acumulación de rumores, que nadie ha confirmado, ni desmentido.

Que SunEdison necessitaba efectivo y había un exceso de optimismo respecto sus cifras en los próximos años, ya se daba por hecho. Incluso había una ligera suposición que debería esforzarse, hasta el punto de vender activos, para cubrir sus gastos financieros. Pero nadie había escrito antes la palabra bankruptcy

Hasta que lo hizo TerraForm Power que publicó su aplazamiento de resultados y lo expresó abiertamente, en un intento para tranquilizar sus inversores. En el comunicado a la Comisión del Mercado de Valores la empresa informó del “riesgo sustancial” de SunEdison de anunciar la suspensión de pagos, en los próximos meses, y en este caso hipotético TerraForm Power tendría la liquidez suficiente para continuar con sus operaciones.

Ya podía empezar la fiesta!

Las cuentas de Twitter como la de Quoth the Raven, que sigo con pasión porque cada tweet es una mordida, sacó humo el día que se publicó la información; por fin se hablaba de bankruptcy. La cotización de la empresa cayó un 50%, en una sola sesión.

Poca broma. Si esto sucediera, se trataría de una de las diez mayores suspensiones de pagos de los Estados Unidos, de una entidad no financiera. Aún así, ninguna voz oficial de SunEdison mencionó este tema y mientras el Wall Street Journal le dedicaba un reportaje, DealBook del New York Times solo escribía cuatro líneas a modo de briefing matutino.

Que el grupo de renovables exprese su honorabilidad, a través de su comisión de auditoria, no implica que vaya mejor ni peor. Solo es un síntoma de que las cosas siguen funcionando y que los números que se han publicado hasta ahora son correctos. El que si servirá para comprobar el estado de salud de esta empresa será la memoria de 2015, que hace más de un mes que todo el mundo la espera.

This post is also available in: Catalán

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.