“Creativity, Inc.”, qué se esconde detrás de Pixar

Sí el libro Creativity, Inc. se clasificara como un libro de aventuras, Ed Catmull sería el narrador de la peripecias que vivió junto a Steve Jobs, John Lasseter y Bob Iger y culminó con la producción de las primeras películas con el sello distintivo de Pixar.

Esta fábrica de ilusiones nos presentó al señor Fredricksen, un jubilado que quería vivir su última aventura en Up. También nos explicó la historia de Wall-E, un robot solitario que mantenía un planeta tierra deshabitado pero limpio y organizado. Incluso nos retrató la vida de una familia de “Increíbles” que estaban obligados a una vida rutinaria y aburrida.

La periodista Amy Wallace pone la voz a la biografía de Ed Catmull, presidente y fundador de Pixar Animation. El libro Creativity, Inc. explica la historia del primer estudio de animación en tres dimensiones de Hollywood y es una reflexión sobre el trabajo que hay detrás del proceso creativo y tecnológico de trasladar una idea a las salas de cine.

Inspirado por el trabajo de la época dorada de la factoría Disney, el proyecto de Catmull siguió adelante gracias a la narración de grandes historias. El equipo de Pixar tiene la capacidad de reformular una idea inicial y transformarla hasta conseguir un resultado para la pantalla grande. Sin el trabajo de los directores, y a la vez narradores, John Lassetter, Andrew Stanton, Pete Docter o Brad Bird, la evolución de Pixar no habría sido posible.

Mike Wachowski - Monsters, Inc.Para Catmull, el proceso creativo es duro y exigente. No es una experiencia sensacional, ni divina. Como podría compartir cualquier estudio de animación y cinematográfico, ellos se encargan de la parte dura del trato – la tecnología, el diseño, los recursos humanos…- para que el consumidor se olvide de todo y viva una experiencia mágica.

Actualmente, Pixar es una empresa consolidada, bajo el paraguas de Disney. Esta sensación de seguridad es muy diferente de la de sus inicios, cuando pasó por diferentes manos, entre ellas las de George Lucas para llegar a las de Steve Jobs.

El futuro de la animación en tres dimensiones fue un misterio durante varios años y era una inversión arriesgada. Lucas, por ejemplo, adquirió Pixar como un proyecto secundario, a la sombra del estudio de efectos especiales para sus películas.

Pero todo esto son anécdotas reservadas para la sala de máquinas. Al público no le interesan estos detalles. Ni quiere saber los errores de computación que se explican en Creativity, Inc. ni quiere saber como se solucionaron los problemas de guión de la película Up. Los espectadores quieren ver una gran historia para disfrutar de un rato especial.

This post is also available in: Catalán

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.