5 características que hacen a Herbalife diferente

Herbalife pasa por una mala época. Las malas noticias nunca llegan solas: La empresa ha registrado malos resultados financieros, distintos grupos de presión han presentado denuncias contra la presunta estructura piramidal de la compañía y además, por este mismo motivo, se enfrenta a una posible multa de 15 millones de dólares.

El génesis de esta tormenta perfecta empezó el día que William Ackman presentó la acusación contra la compañía, en el marco de la Ira Sohn Conference, el diciembre del año 2012. El gestor del hedge fund Pershing Square Capital presentó un análisis financiero, lleno de pruebas y detalles, que demostraban como Herbalife usaba una estructura piramidal para conseguir beneficios.

A través de The Money Glory, la oportunidad de seguir la inversión “bajista” de Ackman desde el principio me ha dado una experiencia única. A través de comentarios de amigos y colegas  he podido recopilar una larga lista de comentarios que demuestran como Herbalife es una empresa especial:

“Por supuesto que es una estafa”

Comentarios como “hace años que funciona” y “eso lo sabe todo el mundo” se repiten cuando se habla de la empresa de batidos nutricionales. Todo el mundo dice saber que Herbalife es un estafa y también es vox populi que su modelo de negocio es más que sospechoso. A nadie le pasa desapercibido que el funcionamiento interno de la compañía, que pasa obligatoriamente por reclutar gente de a pie y convertirlos en empresarios, huele a chamusquina.

Además, hay muchas personas que tienen un conocido que ha naufragado en el intento de montar su propia franquicia. No necesariamente lo han hecho con Herbalife, quizás con otras empresas multinivel. Pero todos han terminado para cerrar el chiringuito. Al final se han dado cuenta que este sistema de hacer negocios, no convencional, no es del todo sincero.

Conocida por varias razones, menos por el producto

En salas de congresos, a través de presentaciones formales de distribuidores y visitas a centros independientes son las vías comunes para conocer la compañía y sus productos. Hay personas que han tenido contactos puntuales con algún agente y hay algunos que, con la idea de conseguir unos ingresos extra, se han puesto en contacto con la empresa a través de la página web.

En cambio, personalmente, no conozco a nadie que siga la dieta Herbalife. Sus productos, como son los batidos o las barritas energéticas, no se encuentran en las estanterías del supermercado, al lado de otras soluciones nutricionales. ¿Quién tiene los alimentos de la compañía en la despensa de casa?

Herbalife, escuela de ejecutivos

El distribuidor oficial de Herbalife se parece a un comercial de banco. Solo le delata una tarjeta colgante de algún rincón, con el logotipo de la hoja verde. En el caso de los hombres, visten americana y corbata. Las mujeres vestidos.

El perfil de este vendedor o vendedora es el de un comercial, autónomo y también emprendedor. Reparten tarjetas y buscan, a la vez, personas que les interés empezar una dieta y también un negocio como el suyo.

¿Algún especialista en la sala?

Los agentes de distribución con más éxito no se casan con una plataforma, sino con cinco o seis. Entre su cartera seguro que están las marcas Organo Gold (Café), Amyway (Productos del hogar), Avon (Cosméticos) – si, si, “Avon llama” -, o Tupperware.

Herbalife se compromete a reducir la grasa del cuerpo de sus clientes. Pero es imposible que estos hombres, o mujeres, orquesta puedan combinar conocimientos especializados de nutrición, con el paramento del hogar, maquillaje y las propiedades de la preservación de los alimentos en embalajes de plástico.

Increíblemente legitimada

Anque tengamos nuestras dudas, no debemos desconfiar de la posible mala praxis de Herbalife, porque Messi y Ronaldo confían en el producto. Los dos futbolistas son una de las tantas imágenes de la empresa. También oímos su nombre cuando del equipo de baloncesto Gran Canaria Herbalife juega un partido.

Aunque nos imaginamos que el esquema piramidal de Herbalife no es muy legal, quién puede desconfiar con estas “buenas” credenciales? (ironía)

This post is also available in: Catalán

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.