Confianza, somos más tontos de lo que nos pensamos

“El 80% de los estudiantes creen que sus cualificaciones son mejores que el promedio total de la clase” cuenta Whitney Tilson en el documento “Manias, Bubbles and Investor Irrationality”.

¿Optimistas, creídos, inconscientes?

Los arquitectos también caen en la trampa del sesgo por exceso de confianza cuando se trata de calcular la duración de un proyecto, ya que habitualmente se quedan cortos.

Incluso hay un estudio de Eta S. Berner que profundizó en este aspecto en el campo de la medicina. Después de analizar los datos de los pacientes que murieron en la UCI de un hospital, su grupo observó que los diagnósticos ante mortem de los médicos, que ellos confirmaban completamente seguros, en un 40% estaban equivocados. 

La Economía Conductual se ocupa del problema

Daniel Kahneman, autor de “Pensar rapido, pensar despacio” y uno de los padres de la economía conductual, bautizó el exceso de confianza como “la ceguera sobre nuestra propia ceguera“. La percepción de nuestras cualidades está involuntariamente modificada y, por este motivo, cualquier decisión o acción la ejecutamos en un contexto totalmente equivocado.

En finanzas lo podemos ver en los inversores cuando consideran que estrategia es mejor que la de otros.

Whitney Tilson usa una lista de situación para explicar este sesgo:

Un 19% de la población norte americana considera que forma parte del 1% de familias ricas de los Estados Unidos.

– El 82% de los conductores dicen que se encuentran entre el 30% de los buenos conductores.

El 68% de los abogados de casos penales consideran que su posición tiene la razón.

– El 81% de emprendedores creen que tienen un 70% de probabilidades de éxito. El 39% de los nuevos empresarios también cree que cualquier otro negocio parecido no tendrá éxito.

Un 86% de los antiguos colegas de facultad de Whitney Tilson dicen que se conservan mejor que el resto de compañeros de clase.

This post is also available in: Catalán

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.