Questcor, ¿ya no es una estafa?

¿La empresa Questcor Pharma una presunta estafa? Esto deberían preguntarse los de Mallinckrodt Pharmaceuticals, compañía que anunció su adquisición por 5.600 millones de dólares, el pasado 7 de abril.

Los antiguos de propietarios de Questcor se librarán de la empresa, por 86,08 dólares la acción, y de la persecución de los comentarios bajistas que acusaban a este negocio de ser un “simple esquema”.

Estas denuncias nacieron en Citron Research, la página web especializada en destapar fraudes contables. Según sus autores, Questcor se revalorizó en bolsa gracias al Acthar Gel. Este producto es un fármaco basado en una hormona descubierta hace más de 60 años y desde entonces una larga lista de competidores han fallado en el intento de llevarla al mercado.

No obstante, esta empresa se ha beneficiado, aunque con técnicas comerciales que incitan a la discusión.

Questcor, de penny stock a estrella

El Acthar Gel se deriva del ACTH, siglas correspondientes a una hormona natural que se encuentra en los seres humanos. La empresa consigue este gel a partir de las glándulas pituitarias de cerdos sacrificados en Canadá.

En 2011 Questcor adquirió los derechos para comercializar el Acthar Gel, por 100.000 dólares. Aunque la agencia de regulación de los Estados Unidos (la FDA) había autorizado su uso, hace más de 50 años, la compra de este activo supuso una revolución para la compañía. Questcor se transformó de una desconocida penny stock en una compañía valorada en miles de millones de dólares en bolsa.

De todas las características de este producto, la principal ventaja para la empresa fue la aprobación del Acthar Gel como “fármaco huérfano”, en 2010. A partir de entonces, la hormona era indicada para el tratamiento de espasmos infantiles. La adquisición de esta categoría garantizó entre un 6% y un 10% de los ingresos, cada año.

Para incrementar las oportunidades de negocio, Questcor amplió el mercado con la propuesta del gel para tratar otras enfermedades. Por ejemplo, la esclerosis múltiple. El incremento de segmentos de negocio permitió a la compañía aplicar una política agresiva de precios y el Acthar Gel pasó de encontrarse en las estanterías por 1.650 dólares a pagarse por 21.000 dólares, en menos de una década.

Pero la marca esta amenazada. En el mercado han entrado los fabricantes de medicamentos genéricos y en Europa las multinacionales farmacéuticas como Novartis venden el ACTH sintetizado. Questcor se escuda de los ataques enalteciendo las propiedades naturales del Acthar Gel. Según su mismo consejero delegado, Don Bailey, no se puede compara la hormona que ellos venden con las copias sintéticas.

De momento, esto les ha permitido multiplicar el valor de su cotización en la bolsa, en cuestión de seis años.

Gráfico Questcor Bolsa

Los especialistas se desmarcan del uso que hace la compañía de su producto, afirmando que hay algunas deficiencias que no se pueden trata con la aplicación del ACTH. Esta crítica es uno de los argumentos principales de la página Citron Research para acusar a Questcor de esquema destinado al fracaso. El negocio se habría terminado sí Mallinckrodt no hubiera absorbido a la compañía, y sí hubieran descubierto los trucos que usa Questcor para vender un fármaco que tiene mejores sustitutos y, además, más baratos.

“El proceso de producción también es un secreto. Es complejo, es único, y tenemos todos los elementos del proceso de manufactura” explicaban los directivos de Questcor a los inversores, el pasado 22 de agosto del 2011. Esta descripción es lo que justifica el componente diferencial del Acthar Gel de una simple commodity.

Según estas palabras la producción es un misterio. Su proceso no está protegido por ninguna patente y se ha hecho publica como se produce el gel. En cambio, Questcor llama a sus intangibles “farmacología compleja” o “composición oculta”. Para los críticos estos adjetivos son ventajas ficticias, sobretodo porque “cualquier genérico que demuestre bio-actividad y pureza de ACTH puede obtener la misma consideración que el Acthar“.

Según el análisis de Citron Research, este predice “que algún día en un futuro próximo, un cambio radical en el panorama competitivo de Questcor saldrá a la superficie, y el efecto sobre sus acciones será catastrófico”.

En cambio, después de años de acusaciones, con referencias de científicos del sector, el sector biotecnológico ha anulado todas sus profecías con un acuerdo millonario Mallinckrodt. Ahora, ¿sus accionistas deberán preocuparse de esta adquisición?

This post is also available in: Catalán

2 Comments

Leave a comment

Escriu un comentari

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.