EE.UU. y Europa entre las inversiones de los gestores para 2014

Los mercados de la península habían cerrado la jornada del jueves, 6 de febrero, cuando la Bolsa de Barcelona acogió la conferencia “Estrategias de Inversión en 2014”, organizado por el portal especializado Rankia. En un debate moderado por el ex-gestor de inversiones Enrique Roca, el público recibió una clase magistral de las visiones estratégicas de los gestores profesionales, que tienen dos objetivos principales para el próximo año: la renta variable de Estados Unidos y la de Europa.

Borsa Barcelona

La situación actual para el inversor es optimista. El Producto Interior Bruto mundial ha creció un 3% en los últimos años, según los datos del director de Gaesco, Jaume Puig. La aportación significativa no lo han hecho, sin embargo, los países desarrollados, sino las naciones que empiezan a nacer como demandantes internacionales, que no se encuentran ni en la lista de emergentes, como son el Kazajstán o Nigeria. El auge acelerado de estas economías ha afectado positivamente a variables como las ventas de coches o el turismo global, que ha superado cotas de máximos establecidas en 2007.

Las empresas multinacionales aprovechan este contexto mediante las exportaciones, pero los países donde están establecidas aún sufren las consecuencias de la crisis financiera. Es lo que Germán Quintero, director comercial de Allianz, llama represión financiera. Hay un gran cúmulo de deuda que debe reducirse en los países desarrollados, sea con la represión o permitir el impago. Descartando la última opción, los grandes reguladores como el Banco Central Europeo y la Reserva Federal siguen políticas monetarias de desaceleración con la reducción de los tipos de interés. El abaratamiento del dinero facilita a los deudores devolver los préstamos y a nivel macroeconómico controlar los niveles de inflación.

La política económica de los Estados Unidos, en este aspecto, ha sido más agresiva que la del viejo continente. Los dictámenes de Ben Bernanke se han concentrado en comprar renta fija directamente a los mercados mediante el programa de Quantitative Easing y ha acelerado el proceso de recuperación. La economía estadounidense se ha recuperado, ayudada por la devaluación del dólar, que ha facilitado el incremento de las exportaciones. En Japón las políticas de devaluación del Yen, mediante la Abenomics, también han tenido su efecto.

Mientras que el Standard & Poor’s 500 cotiza por su valor real, las bolsas europeas deberían crecer un 6% durante el 2014

El 2014 es el año de normalización de las economías de los países industrializados – Alemania, España, Japón, Gran Bretaña … -, Pero este proceso no estará exento de momentos de alta volatilidad. Las decisiones que tomen las autoridades comportarán escenarios de inestabilidad en los mercados. Estas situaciones, según Ignacio Lamas de Carmignac Gestión, ya las hemos presenciado con anterioridad, cuando Mario Draghi no se pone de acuerdo con las estimaciones o el informe de exportaciones estadounidense no cuadra con las previsiones de los analistas.

Si la gestión activa es la apuesta de Carmignac para superar estos momentos de incertidumbre, la renta variable es el común denominador de los gestores que asistieron a la charla. Los mercados de capitales europeos están infravalorados y durante 2014 deberían crecer un 6% para lograr la valoración correcta. La excepción es el Standard & Poor ‘s que, según Jaume Puig, fue el único selectivo que durante el 2013 creció de acuerdo con el valor de sus empresas.

Los resultados de las compañías internacionales han sido extraordinarios, este último ejercicio, y se esperan que continúen así. Heineken, Nestlé o Prosegur, fueron algunos de los nombres mencionados. Las grandes marcas han recortado para adaptarse a los momentos difíciles y han exportado con una moneda débil. Con la recuperación de las economías, siguen manteniendo los programas de recortes – reducciones de sueldos y también de plantilla -, esto supone un incremento del margen de beneficio que se ha reflejado en las presentaciones de resultados de la última temporada.

Mientras que las small-cap son una de las mejores opciones a tener en cuenta por los tres gestores invitados; por su potencial de crecimiento, por la alta probabilidad de ser adquiridas …, los bancos en cambio recibieron duras críticas. No hay duda de que todavía deben resolverse secuelas de la crisis, y también peculiaridades de esta industria. Lo que es seguro es que ha dejado de ser la alarma de las bolsas. Pero eso no las convierte en buenas opciones, ya que los value investors todavía identifican señales de alarma. La manipulación de resultados mediante los créditos fiscales y el hecho de reservar un conjunto de inmovilizado que esconde algunas sorpresas, sobre todo en las entidades no saneadas por el estado, hace de los bancos un mal lugar donde dejar el dinero.

This post is also available in: Catalán

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.