La verdadera estafa americana

Estafa Americana - Myers Letter

John Myers me pasó un “soplo”. El escritor con titulación de “Investment Expert & Mining Guru” envía The Myers’ Letter a miles de suscriptores, donde avisa que ahora es el mejor momento para comprar acciones de Centor Energy. Esta pequeña empresa del sector del petróleo podría crecer un 1.200%, gracias al potencial de sus reservas. Y lo mejor de todo es que en Wall Street no lo saben!

El principal trabajo lo ha hecho Centor Energy, también responsable de distribuir esta publicidad. La empresa contrata al gurú, este promociona el producto, y la cotización de la compañía reacciona con un aumento de un 10% la mañana siguiente de distribuirse la Newsletter. No hay más motivos fundamentales que la especulación en un sector tan de moda como el del Shale Oil.

Si el lector se fijaba, podía encontrar la trampa en el pie de página. Code Inc. pagó 500.000 dólares a “The Myers’ Letter” para “concienciar a los inversores de la existencia de Centor”. El experto se lavaba las manos y decía con letra pequeña, que “no pretende proveer un análisis de la posición financiera de la compañía”. Aunque el titular anunciaba: “los insiders y los inversores en energía más poderosos conocen el potencial de Centor”.

Pie de página de The Myers' Letter

Pie de página de The Myers’ Letter

La situación de Centor Energy está muy lejos de ser el Giant del petróleo que nos quieren hacer creer. Desde el año 2011, Centor intenta hacerse un lugar en medio de la industria energética, pero según sus estados contables no tiene propiedades, ni oficinas y no hay ningún ejecutivo que cobre un sueldo.

La promoción, que llegó a miles de posibles inversores, aseguraba 1.000 millones de dólares de beneficios, derivados de las reservas dónde podía perforar. Según los datos de 30 de septiembre, acumulaba 430.000 dólares de pérdidas. A la práctica, Centro está sedienta por conseguir recursos financieros. 

En el mercado, las cotizaciones se comportaron con locura después de esta publicidad. Ni eficiencia, ni racionalidad. La jornada sumó un 10% al valor de la compañía y su capitalización cerró en 203 millones de dólares. Una suma completamente desorbitada si se tiene en cuenta que el valor contable de Centor se encuentra bajo cero.

Lo que se podría etiquetar de “verdadera estafa americana” no es la primera, ni la última, de las mismas características. Una distorsión de la realidad en beneficio de una compañía, para mantener sus actividades. A John Myers solo le dignifica el pie de página, que especifica su mentira. En otros casos es más difícil trazar el camino de los ingresos del experto. Nadie da consejos gratis y detrás de un gurú siempre hay una fuente de financiación que le interesan sus palabras.

This post is also available in: Catalán

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.