BNK Petroleum: Las banderas rojas del fracking

BNK PetroleumLa última presentación de resultados de la gasista BNK Petroleum destacaba tener “cash, no debt” en sus estados financieros.

La compañía canadiense, que forma parte del proyecto Shale Gas España y propone la expansión de la fractura hidráulica en la península, arrastra años de perforaciones y de pérdidas acumuladas para poner en marcha proyectos de fracking entre Europa y el continente norteamericano.

La única forma de sostener el negocio es mediante la actividad inmobiliaria; con la venta de activos y el traspaso de concesiones. Un autentico desastre si se tiene en cuentea que su función principal es extraer petroleo.

Delante de este panorama, la pregunta es: ¿un “unconventional player” como esta multinacional tiene futuro en el sector energético?

¿Cuál es la actividad real de BNK Petroleum?

La desinversión de BNK Petroleum en el territorio de Tishomingo sirvió a la compañía para recaudar 146 millones de dólares, que se destinaron directamente a reducir la deuda de la compañía hasta los 100.000 dólares y aumentó la cuenta corriente. Los beneficios de esta ventas, que se computaron por 9,16 millones de dólares, se sumaron a los resultados ordinarios del ejercicio.

Este tipo de clasificaciones contables distraen a los inversores, como a un servidor, ya que BNK pretende colar unos ingresos extraordinarios, que no se generan con la extracción de petroleo, como un hecho que puede suceder cada año.

Por desgracia, no es la primera compañía, ni la última, que usa este método para inflar los resultados ordinarios. Estas tácticas financieras sirven para las plataformas contrarias a la fractura hidráulica denunciar la especulación inmobiliaria, como el único objetivo de este sector.

Suponen que este es el medio básico de supervivencia y esconde los rendimientos negativos de la inversión en el fracking.

En la presentación de BNK Petroleum del mes de octubre los directivos comentaban que usaron la entrada de efectivo para explorar las concesiones de Alemania, Polonia o España. El coste fue abandonar las prospecciones de Tishomingo, que ya se encontraban en activo y registraban muy buenos resultados.

Si se tratara de una partida de ajedrez, la petrolera cambió una dama por un caballo.

El valor de los activos del sector del fracking

Northern Oil and Gas es una compañía energética con una capitalización en bolsa de 1.000 millones de dólares, opera en Estados Unidos, y está clasificada en el número 69 de las mejores small caps, según la revista Forbes.

Al contrario que BNK, Northern Oil clasifica cualquier transacción inmobiliaria fuera del margen operativo. Todas las partidas están detalladas y destaca el concepto de “Propiedades”. Al contrario que la canadiense, Northern Oil and Gas cuenta a los inversores cuales son las reservas probadas y las que están pendientes de verificar.

BNK Petroleum no usa este procedimiento y divide los recursos en “Activos de Exploración” y “Propiedades”, que suman 61 millones de dólares, según los estados del tercer trimestre de 2013.

Lo que hay bajo tierra es lo que crea beneficios, por este motivo es necesario tener un conocimiento de la previsión de las reservas, como hace Northern Oil.

BNK no solo evita dar explicaciones, sino que desde hace unos años que disminuye el número de detalles que incluye en los informes y no permite a los inversores hacerse una idea de la capacidad de sus reservas.

En 2008, la empresa canadiense contrataba a un consultor externo para que realizase el cálculo de la previsión de la producción, en los cinco años posteriores. Matemáticamente, sumaban flujos futuros de producción actualizados. Pero, para conocer cuales serían los ingresos de cada año necesitaban un precio de referencia – el benchmark.

Esta es la tabla de precios de referencia del gas natural, el petroleo y el gas líquido (NGL):

Natural Gas Henry Hub

10-K – BNK Petroleum 2008

BNK Petroleum ya no publica esta tabla. Quizás porque los consultores no acertaron en el momento de hacer el pronóstico. Mientras ellos dibujaban un futuro con una energía cara, los precios de la materia prima bajaron por el aumento de la oferta. El Herny Hub hoy cuesta menos de 4 dólares y no los 9,74 dólares del cálculo. 

Estos precios se incorporaron en la valoración de los terrenos de prospección y aumentaban el activo. Cuando se hizo evidente el problema, BNK imputó 4 millones de pérdidas en el mismo momento que se cambió la normativa contable y con un año de retraso.

Por eso, como en un truco de magia, el inversor ni se dio cuenta.

El valor de las reservas de BNK Petroleum hoy es un misterio. Desde el año 2010 que solo se han modificado para reflejar reestructuraciones, como la última venta de la concesión de Tishomingo.

Es difícil explicar como se sostendrá la estructura empresarial de la canadiense, con un capital de 191 millones de dólares de recursos propios que soporta hasta 103 millones de pérdidas acumuladas. La explotación difícilmente puede mantenerlas. a este paso no es rentable, sobretodo por los efectos de la administración de las extracciones, que representa un 50% de los gastos totales. 

Lejos de pronosticar cuál es el futuro del grupo, esta revisión sirve para listar los peligros de los sectores emergentes, de los cuales su viabilidad es cada vez más dudosa.

Mientras que la cúpula de BNK Petroleum se congratulan de la evolución de las acciones en la bolsa – es el tercer tema principal de la presentación de octubre –, su actividad fundamental cae. No es cuestión de incriminar, pero como inversores si que hay que pasar de puntillas ante algún tipo de inventos que no acaban de funcionar, aunque nos quieran hacer creer todo lo contrario.

This post is also available in: Catalán

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.