Crece la tolerancia al riesgo, Howard Marks pide prudencia

¿Como es posible que un joven de 23 años rechazara una oferta de Facebook de 3.000 millones de dólares por una aplicación informática? El creador de Snapchat renunció a una oferta multimillonaria porqué esperaba mejores propuestas procedentes de China. Este es uno de los ejemplos que usa el gestor de inversiones Howard Marks para explicar como ha aumentado el optimismo de los mercados, la tolerancia al riesgo y la justificación de la recuperación del ciclo económico.

Howard Marks

En el informe titulado “The Race is On”, el presidente de Oaktree Capital, recupera el mismo tono de prudencia que plasmó en el memorándum del 14 de febrero de 2007; “The Race to the Bottom” para pedir cautela a sus clientes y lectores. Lejos de hacer una predicción, indica las señales en los activos financieros, como obligaciones o acciones, que demuestran como el sentimiento de mercado ha recuperado la tolerancia al riesgo y que los inversores tienen como principal objetivo conseguir rentabilidades extraordinarias.

“Pagar un precio más alto significa aceptar unos parámetros de valoración más complicados”. Según Marks, los accionistas o prestadores están dispuestos, cada vez más, a dejar dinero a fondo perdido. Instrumentos más arriesgados, como es la renta fija exenta de garantías básicas, por ejemplo, o en acciones de negocios que nunca presentaron beneficios. A cambio, la remuneración es superior a otros destinos conservadores que no andan necesitados de capital.

Esta situación no se puede comparar con la burbuja de las subprime, las instituciones financieras han disminuido la participación en derivados financieros, proporcionalmente con sus estructuras corporativas. En cambio, en el mundo hay nuevas inquietudes como la evolución del programa de Quantitative Easing en Estados Unidos, la recuperación del PIB en Europa y el Abenomics en Japón. Como decía Mark Twain: “La historia no se repite, pero rima”.

Estas son algunas de las banderas rojas que confirman la teoría de Howard Marks respeto el aumento de la tolerancia al riesgo:

– Abundancia de liquidez, a nivel mundial

– Interés mínimo por las inversiones tradicionales

– Rendimientos discretos en todos los activos

Los gestores de inversiones han encontrado buenas alternativas a las economías occidentales en los países emergentes. También han sustituido inversiones seguras por otras de cualificación baja pero que ofrecen mejores tipos de interés; el rendimiento de los bonos con cualificación CCC aumentó un 11% el último año. En bolsa, los mercados se vuelven eufóricos con propuestas nuevas como se demostró con la oferta de Twitter; después de establecerse un precio inicial entre 17 y 22 dólares, la cotización llegó hasta los 45 dólares el primer día de cotización. Otras multinacionales también sustituyeron procesos de reestructuración, mediante spin-offcon Ofertas Públicas de Venta de Acciones. Así las corporaciones se aprovechan de la coyuntura para llenar la caja.

¿Es el momento de vender? No, no es el momento de cerrar el chiringuito y dejarlo. Tampoco es cuestión de trasladar las inversiones en valores refugio, como son los metales. Ni el Bitcoin es la solución. Según Howard Marks, nos encontramos en la primera parte del rally y aún hay tiempo antes de entrar en la zona de peligro. Pero tal como escribía David J. Merkel en The Aleph Blog: la tendencia no es nuestra amiga y si las cosas empiezan a torcerse es el momento de tomar precauciones.

This post is also available in: Catalán

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.