Lo que no cuentan las escuelas de trading

La mística que se esconde detrás de las plataformas virtuales de trading, que permiten la visualización y negociación de productos financieros sofisticados, ya no es un obstáculo para quien quiera iniciarse en este mundo. Hay miles de expertos cargados de títulos esotéricos que te lo explican todo; cómo funciona el FOREX, las bandas de Bollinger y te demostrarán que negociar con commodities es facilísimo.

Desde Escuela de Trading hasta a Benito Trader, hay más de 3 millones de resultados a la búsqueda de formadores. Esto pone en duda la frase que dice: “cuando el alumno está preparado, aparece el maestro”.

El trading financiero proviene de la herencia que dejaron los grandes especuladores, como el americano Jesse Livermore o el húngaro André Kostolany, que revisaban las negociaciones del algodón y el precio del café a través de la cinta de cotizaciones y hacían sus operaciones según las informaciones que les llegaba con el correo ordinario.

Pero estos tiempos se han terminado y la sombra de estas figuras legendarias se ha hecho pequeña. La irrupción de internet, en los años 90, fue el detonante de la popularización de las inversiones a nivel doméstico. Se anularon las barreras a la información y el acceso a los servicios financieros; cualquier ama de casa podía comprar acciones de Telefónica con un simple “clic”.

La evolución ha llegado hasta el punto que los usuarios pueden comprar y vender desde un café con wifi. Incluso pueden dejar algoritmos programados, en una plataforma virtual, para que trabajen en solitario haciendo operaciones automáticas con productos de alto riesgo como son los futuros, las opciones, los CFDs o warrants.

Las nuevas oportunidades de acceso a los mercados financieros ha permitido el crecimiento de nuevas disciplinas.  Está la figura del Coach de la especulación, el experto en trading o el analista de mercados que da clases. Englobados todos ellos en escuelas y cursos que aseguran las bases teóricas y prácticas para que sus clientes alcancen la independencia financiera. Por un precio medio de 300 euros ofrecen una introducción al mundo de las finanzas, cuatro pinceladas de lo que llaman psicología y, en algunos casos, ejemplos de operativa en directa.

El instituto de Bolsas y Mercados Españoles (BME) está en la lista de educadores de esta materia. La empresa que gestiona los mercados bursátiles en España tiene más cursos que enseñan el arte de la visualización de gráficas, con el análisis técnico, que la preparación de profesionales en valoración de empresas. Otras entidades como Interdin (actualmente difunto) o IG, recomiendan la gestión activa con sus cursos gratuitos. Los intermediarios ofrecen una lista de doctrinas que sirven de caldo de cultivo para futuras comisiones.

Poca broma. En España hay un mercado potencial de 4.724.355 parados a quién meter la idea de una profesión independiente a la cabeza, que requiere pocas horas de dedicación y beneficios ilimitados. Según las promociones, también puede servir de sobresueldo para los trabajadores que no llegan a final de mes.

Nada que ver con las conclusiones del estudio “Trading is Hazardous to Your Wealth: The Common Stock Investment Performance of Individual Investors”, de los profesores Brad M. Barber y Terrance Odean. A partir de una muestra de 66.465 cuentas particulares dedujeron que la especulación es peor que la inversión a largo plazo. La explicación recae en las comisiones que penalizan a los particulares por marear en exceso la cartera.

Estadísticas aparte, el riesgo de los productos apalancados como las oscilaciones del futuro del Bund o de los CFDs sobre acciones aumentan la adrenalina. El daytrading es divertido y emocionante. “Hostia lo que se ese mundo”, exclama Josef Ajram en su libro técnico, “Ganar en la bolsa es posible”. En la publicación el conocido corredor y pedagogo de su propio método deja claras las diferencias entre invertir y especular. Según él, con dos horas de trabajo el especulador ya puede tener la mensualidad hecha.

El runner facilita unos cálculos de cosecha propia donde señala que la inversión tradicional genera pocos rendimientos, al contrario que trabajar constantemente sobre la gráfica. Para el denominado analista son mejores las emociones de operar según las volatilidades del día a día, ya que para invertir hay que estudiar y trabajar demasiado, y él prefiere la práctica de un método que le deje tiempo suficiente para ir a correr .

Josef Ajram recomienda trabajar con CFDs y con intermediarios competitivos, que cobren comisiones bajas. Pero hace poco énfasis a las adversidades de este tipo de juego y al final de la publicación el sesgo se pone del lado de Ajram, también profesor de cursos de daytrading. Tampoco hace mención a la llegada de los grandes operadores que juegan en la misma liga de los especuladores, pero que disponen de más ventajas: los High Frequency Traders (HFT).

Los HFT son sistemas automáticos, creados por instituciones financieras y empresas especializadas, que ejecutan miles de operaciones por segundo y se las ha culpado de ser las causantes de varios flash crash. Trabajan con tecnología punta, tienen conexión directa a las cámaras de compensación y pagan una comisión minúscula en comparación con el cliente estándar. Entre el 60 y el 73% de las transacciones financieras del año 2009 fueron realizadas por algoritmos. Pueden provocar la bajada del mercado y desmontar todas las teorías impartidas sobre chartismo en cuestión de microsegundos.

Ante este panorama, el futuro operador de divisas o de opciones sobre tipos de interés debe saber de qué pie calzan los mercados y las doctrinas que las rodean. Como en cualquier universidad, hay profesores que saben los pros y los contras de la materia que imparten y tienen una buena experiencia detrás que sustenta sus conocimientos. Se esfuerzan también para enseñar todos los riesgos al alumno, para que conozca el marco al que se enfrenta.

Otros, son los maestros de doctrinas que ni han creído ni tampoco han sabido aplicar. Recordemos el dicho popular “quién sabe hace, quién no sabe enseña”.

   

This post is also available in: Catalán

Escriu un comentari

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.