John Hempton y la aventura de invertir en contra de empresas dudosas

John Hempton dijo que había vendido 120 acciones en descubierto, de distintas empresas del planeta, durante la conferencia del Value Investing Congress de Las Vegas. El fundador del fondo australiano Bronte Capital y también blogger hizo una ponencia de tres cuartos de hora sobre la inversión contraria e hizo una pequeña lista de empresas objetivo.

Con el título de “Adventures in Shorting Companies with Questionable Accounts”, Hempton explicó con qué recursos cuentan las malas empresas para destacar como buenos negocios. Hay elementos del balance de situación como la partida de “Clientes”, “Inventarios”, “Edificios y maquinaria” o “Fondo de Comercio” – el goodwill en inglés – dónde los ingenieros contables pueden manipular los resultados.

Hempton denominó “Frauds scumbags, rats” a los gestores que usan estas prácticas. Uno de los principales motivos porqué aún se producen es la labor de los auditores. Profesionales pagados por la propia empresa para comprobar que los estados de cuentas se realizan según las normas estandard. Pero no es así. Los auditores revisan los estados globales, con estudios discrecionales aleatorios.

Por otro lado, los auditores no revisan las cuentas según una perspectiva analítica. La suya, es una percepción reglamentaria. Las cuentas, según estos oficiales, deben reflejar los resultados contables, no la realidad económica.

Hempton y China

Las empresas de China fueron otro tema central de la conferencia de John Hempton. Según el gestor de inversiones, es muy común entre estas compañías guardar una cantidad de partidas de caja con importes falsos. Chinese Solar Company, la petrolífera TransGlobe Energy, la compañía téxtil Jos A. Bank y la británica británica PureCircle serían algunas de estas manipuladoras de cuentas.

La cita más esperada fue cuando el gestor mencionó a Herbalife. Empresa atacada recientemente por el hedge fund Pershing Square Capital de William AckmanHempton explicó como la compañía usó la base de la pirámide para incrementar su volumen de facturación. Las personas que se apuntan al carro de la distribución de productos nutricionales, son registrados a la vez como clientes de la compañía. También una vía para manipular la tasa impositiva.

Para saber más:

Hay una buena biblioteca sobre manipulación de cuentas y análisis de empresas dudosas. Los mejores libros, sin ninguna duda, son “Financial Shenanigans” de Howard M. Schilit y “The Art of Short Selling” de Kathryn F. Staley.

This post is also available in: Catalán

Escriu un comentari

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.